Aumenta la demanda de software TPV en la hostelería y el comercio, según Astarté Informática

Cada vez más los negocios implementan soluciones informáticas de software TPV: hostelería, tiendas de ropa, alimentación, peluquería, etc., facilitando y agilizando los procesos de venta, y haciéndose con las funciones que venían cumpliendo las cajas registradoras, además de muchas otras.

¿Qué es un TPV?
El TPV (Terminal Punto de Venta) hace referencia a la tecnología que consigue gestionar un proceso de venta completamente: facturas, compras y ventas. Permite, a su vez, que los pagos puedan hacerse en efectivo y también con tarjeta de crédito, proporcionando comodidad a los clientes y aumentando así el número de ventas significativamente.

Un TPV se compone básicamente de dos partes fundamentales: hardware y software. El hardware es la parte tangible: la pantalla o display táctil en la que se introducen las ventas, y en la que -entre otras cosas- se puede ver la suma total de productos vendidos a cada cliente. Además de la pantalla, se pueden emplear periféricos y componentes para facilitar operaciones tales como la impresión de tickets, la lectura de código de barras, la lectura de bandas magnéticas para tarjetas, etc. El software o aspecto no tangible, es el programa de gestión que organiza los procesos de venta, facturación, etc.

Cada negocio tiene unas necesidades concretas, de ahí que el TPV pueda configurarse con un software específico enfocado a cada tipo de negocio: software tpv hostelería, software tpv comercio, software restaurante, software tienda, etc.

“El sistema TPV es la solución informática que está reemplazando a las cajas registradoras tal y como se las conoce, ya que optimiza el proceso de venta, mejora el control de tu negocio y gestiona los movimientos automáticamente” según Astarté Informática, expertos en el desarrollo de programas de gestión y software para TPV.

El sistema TPV ofrece al empresario y su negocio múltiples ventajas; de ahí su éxito y gran desarrollo. El TPV permite gestionar las cuentas de una manera más eficaz ya que lleva un registro exacto de todos los movimientos y realiza los cálculos de manera automática. También permite que el negocio esté actualizado y de cara al cliente, le ofrece un mejor servicio, el proceso de cobro es mucho más fácil y ágil, ahorrándose tiempo. A nivel de gestión, un TPV permite realizar listados y crear enlaces con programas de contabilidad lo cual agiliza también muchos trámites o procesos internos, como el control del inventario del negocio.

Cabe destacar que el TPV ofrece información de calidad de cara al cliente. Lleva un registro detallado sobre artículos, fechas, importes, etc, consiguiéndose reducir considerablemente los errores humanos.

El software de un TPV se caracteriza principalmente por su sencillez. Es muy intuitivo, así que no hacen falta conocimientos de ninguna clase ya que es muy accesible.

En definitiva, según Astarté Informática: “la digitalización de tu negocio hace que éste prospere y sea más eficaz, tanto a nivel de gestión del mismo como de cara al cliente. La implantación del software de TPV en los negocios es una tendencia al alza, por todos los beneficios asociados a la optimización y adaptación a las necesidades específicas de la empresa y hace que los procesos sean mucho más rápidos y seguros”.

Más información en: https://www.astarteinformatica.com

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *