La economía española se recupera y la construcción sigue en auge

Según la Contabilidad Nacional Trimestral publicada por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el producto interior bruto (PIB) de España creció un 1% en el segundo trimestre de este 2015 respecto al primero, lo que se concibe como la tasa más alta alcanzada desde 2007, antes incluso de que empezase el proceso de recesión.

El consumo doméstico constituye el principal motor de crecimiento de la economía de España hoy por hoy, si bien hay otros sectores que también han propiciado el impulso macroeconómico nacional como la construcción de casas, que pasó de ser uno de los grandes afectados de la crisis a ser uno de los más recuperados.

Con un repunte del 5,8% según indican las estadísticas y con un año en positivo, el sector de la construcción se convierte en uno de los eslabones principales de la economía de España. Esto, sin duda alguna, favorece el crecimiento, ya que, tal y como apunta el diario El País, en su artículo Vuelve la construcción, “no hay estabilidad posible de crecimiento sin recuperación de la construcción y del mercado inmobiliario”.

La creación de empleo en general también se ha acelerado, con una mejora del 2,9% en el último año y un total de 447.400 nuevos puestos de trabajo. De nuevo, el ámbito de la construcción se establece como el segundo sector que más crecimiento en puestos de trabajo ha experimentado en un año, con una suma de 115.000 desempleados menos.

Aunque no en todas las áreas del territorio nacional se puede hablar de mejoras considerables del sector de la construcción, sí que existen algunas donde este apunta mejoras sustanciales. Es el caso de el Camps de Tarragona, donde la construcción de casas vuelve a niveles de 2012 y en el que el número de viviendas de nueva planta iniciadas entre enero y agosto de este año ha mostrado un incremento del 66% interanual.

 

MERA, una de las empresas en alza

Por otro lado, tanto la notable recuperación económica del país como la significativa mejora del sector de la construcción de casas han supuesto beneficios más que interesantes para empresas especializadas en la fabricación de viviendas.

Ejemplo de ello es MERA, una compañía que nace en A Coruña allá por el año 1990 y que hoy por hoy goza del reconocimiento de ser la primera empresa española en la construcción de viviendas unifamiliares. Muchas horas de trabajo, un equipo completo de profesionales cualificados y las garantías de construcción que ofrecen son sus mayores sellos de identidad.

Entre sus obras de mayor reconocimiento cabe destacar el Hotel-Balneario Río Pambre, en Palas de Rey, Lugo (Galicia), que requirió de una importante labor de documentación previa a la construcción, pues se buscaba una edificación nueva con símbolos propios de tiempos de antaño. Finalmente, fue construida con criterios bioclimáticos y materiales típicos de la arquitectura gallega del siglo XV. Es una obra singular, pero con un encanto único.

Algunos de sus futuros proyectos se ubican en San Sebastián, Donostia; en Palma de Mallorca, Islas Baleares y en la Urbanización Andalucía, Marbella, Málaga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *