Tratamiento y Enfermedades anima a los mayores de 18 años a donar sangre de cara a la campaña de fin de año

El número de donaciones de sangre sigue en aumento en la mayoría de las provincias de España. A pesar de ello, todavía son muchos los bancos de sangre que se encuentran con problemas a la hora de hacer llegar sangre a los enfermos. Por eso durante el año se realizan diversas campañas que promueven la donación voluntaria y altruista.

Una de las últimas y efectivas campañas es la que compara a los donantes con superhéroes. Y es que, cada persona que acude una única vez a donar sangre puede llegar a salvar hasta tres vidas. De ahí la importancia de llevar a cabo esta acción.

La sangre donada se utiliza para diversos fines, tras un análisis exhaustivo y su división por componentes. Así, se obtiene hematíes, plasma y plaquetas que van a servir para funciones muy concretas. Los hematíes se utilizan en transfusiones necesarias durante distintas operaciones, en víctimas de accidentes de tráfico, o durante partos complicados entre otros. También este elemento, junto con plaquetas se necesitan para que un trasplante de médula ósea llegue a buen puerto. Las plaquetas tienen su utilidad en otros pacientes, como los enfermos de leucemia; y el plasma servirá, por ejemplo, para los enfermos de hígado.

Requisitos para donar sangre
Mucha gente que quizá quiera donar desconoce los requisitos para hacerlo. Pero lo cierto es que no se requiere nada especial para convertirse en donante de sangre. Cualquier persona mayor de 18 años, que pese más de 50 kilos y esté en buen estado de salud puede acudir a donar sangre. Eso sí, deberá asegurarse de no hacerlo en ayunas ni de haber tomado medicamentos previamente.

Beneficios de la donación de sangre
Donar sangre beneficia tanto a la persona que dona como a quienes recibirán dicha donación. Hasta tres serán las personas cuyas vidas podrán salvarse gracias a una donación. Pero, además, cada donante tendrá algunos beneficios añadidos. Para empezar, la sangre se limpia y regenera, además de reducirse el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Por otro lado, los donantes reciben un análisis médico acerca de su estado de salud. De modo que donar sangre puede incluso ser una forma de prevenir o descubrir tratamiento y enfermedades.

Se estiman en unas 6.000 las donaciones anuales que se realizan en España, cifras que no siempre son suficientes para satisfacer la demanda. Especialmente entre los grupos sanguíneos menos comunes. De ahí la importancia de acudir a donar sangre de forma habitual y frecuente. Porque no hay nada más gratificante que salvar una vida con un gesto tan pequeño, pero tan grande.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *