Habilidades que pueden desarrollar los niños gracias a los rompecabezas, según Mapanda

El niño gana en seguridad, confianza y destreza cuando resuelve puzles cada vez más complejos.

Estos juegos ayudan a los niños a mejorar su autoestima y controlar el fracaso cuando no pueden conseguir terminar el puzle con facilidad.

En algunos casos para evitar aumentar la ansiedad de los niños, se limita el tiempo que dedican a la construcción del rompecabezas.

El puzle es un buen juego de entretenimiento para mejorar su concentración y paciencia.

Junto a otras actividades educativas como el pintar, colorear, hacer crucigramas o sopas de letras, los rompecabezas son juegos de mesa tradicionales que permiten entretener a los niños y mejorar ciertas habilidades que son idóneas para su correcto desarrollo. Todo este tipo de juegos son sus favoritos, por lo que en Mapanda, además del amor y la pasión por la moda infantil, les gusta que los más pequeños se diviertan con sus juegos y recortables. Si se quiere saber cuáles son algunas de las habilidades que desarrollan los niños gracias a los rompecabezas, recomiendan tomar nota.

Mejora su memoria y destreza. Con el puzle, el niño no solo debe mantener en su mente la imagen que debe crear, sino que además deberá reforzarla captando los pequeños detalles de la foto modelo para luego buscar la pieza exacta y encajarla en el puzle. Para los niños de menor edad, los puzles deben ser de pocas piezas. Al principio, necesitará tener la imagen modelo bien cerca, para que así éste vaya captando cada detalle. “Más adelante te das cuenta de que no necesitas mirar la foto para buscar las piezas ya que estará perfectamente grabada en la memoria”, recuerdan. En ese momento es hora de ir aumentando la dificultad con puzles de más piezas e imágenes de mayor complejidad.

Mejora su autoestima. Cuando el niño va resolviendo puzles, cada vez más complejos, eso le permite ganar en seguridad, confianza y destreza. Además de mejorar su autoestima, aprenderán a controlar el fracaso cuando vean que no pueden conseguir terminar el puzle con facilidad. Eso además les motivará a querer mejorar a través de una mejor organización y paciencia.

Mejora su concentración y paciencia. Este juego es perfecto para esos niños que les cuesta concentrarse con las tareas o deberes del colegio. Estar atentos a las piezas para que encajen, así como el tiempo que se dedica en buscar la pieza correcta hará mejorar su concentración considerablemente. Optar por puzles que les motive por su foto atractiva y acorde a la edad. También en el caso de niños impacientes y ansiosos, el puzle puede ser una buena opción, ya que concentrarse tanto en el rompecabezas hará que los más pequeños reduzcan su grado de nerviosismo o tensión. En este último caso, recordar limitar el tiempo que se le dedica al día para evitar aumentar su inquietud por querer terminar el juego, Puede ser un arma de doble filo y aumentar su grado de ansiedad. Con ello aprenderán a que las cosas no se pueden tener o hacer al momento, y que todo requiere de paciencia, tranquilidad y tiempo.

Ayuda a marcarse un objetivo y resolver problemas. Gracias a este juego, los niños aprenden a marcarse un reto, un objetivo que desean cumplir, en este caso terminar el rompecabezas. Además, para ello tendrán que resolver problemas y crear unas estrategias para solucionarlo: por ejemplo, separar las piezas en colores y formas, escoger entre varias opciones de piezas para que encajen, bien por espacio o por tonalidades o dibujos. Cuando son pequeños, intentarán encajar una pieza en un sitio que no corresponde. ¿Cómo resolverá el problema? No tendrá más remedio que desistir en su intento y buscar otras posibles piezas.

Ahora que ya se conocen algunos de los muchos beneficios de los rompecabezas o puzles, animan a jugar con ellos e introducirles en este clásico juego de entretenimiento. Será todo un rompecabezas para todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *