El paraguas que realmente protege de la lluvia, por paraguas.eu

Los paraguas desde su invención en el siglo XVIII hasta ahora, han sufrido pocas modificaciones. Es cierto que los paraguas de ahora son más resistentes y los materiales han mejorado mucho. Pero el diseño sigue siendo muy similar al de siglos anteriores, hasta ahora.

El invento del paraguas en sí es una maravilla, protege de la lluvia al caminar por la calle pero ¿qué pasa cuando se cierra? Cuando llueve mucho el paraguas esta empapado de agua y esto deja un rastro de goteo desde el momento que está cerrado. De este pequeño detalle surgió la idea del paraguas invertido. En realidad no es un paraguas del revés, si no que cuando está abierto es un paraguas totalmente normal como siempre se ha visto pero cuando se pliega, este lo hace al revés manteniendo la parte mojada hacia dentro y evitando el goteo, cuenta Paraguas.eu

Este revolucionario invento, no se encuentra muy extendido ya que el paraguas tradicional sigue siendo muy utilizado, pero dentro de unos años seguro que más marcas apostaran por este diseño mucho más práctico.

También se ha innovado mucho con la forma de los paraguas, evitando esas puntiaguadas puntas con las que fácilmente se puede sacar un ojo a alguien. También se han buscado alternativas más sostenibles cuando un paraguas se rompe para no tirarlo y solo tener que cambiar esa pieza que se ha roto fabricando paraguas “montables”.

También se busca que los paraguas sean lo suficientemente pequeños cuando se pliegan pero que a la vez cubran lo suficiente para no acabar empapados.

En definitiva, aún hay mucho por mejorar en materia de paraguas. Para los que pertenecen al grupo de los clásicos y que siguen sin convencerles el paraguas invertido, pero a la vez quieren un paraguas duradero y de diseño, los paraguas Ezpeleta, son famosos por ello, y sin duda son una buena inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *