El Mubam invita a un recorrido creativo y vital por la obra de González Marcos a través de 70 esculturas

La Consejería de Cultura y Portavocía organiza en el Museo de Bellas Artes de Murcia (Mubam) la exposición José González Marcos (1940-2014). Paisaje humano, una muestra antológica que recorre la trayectoria del escultor murciano y que está integrada por cerca de 70 piezas de escayola, barro, bronce y piedra que giran sobre todo en torno a la figura femenina, analizada y estudiada por el creador en diferentes formas y actitudes.

La exposición, realizada en colaboración con la Fundación Cajamurcia y la Academia de Bellas Artes Santa María de la Arrixaca, abre al público este jueves (a las 20:00 horas) y ha sido visitada por la consejera de Cultura y Portavocía, Noelia Arroyo; el gerente de la Fundación Cajamurcia, Pascual Martínez, el director de la Academia, Francisco Marín, y la comisaria del proyecto, la escultora Lola Arcas.

Noelia Arroyo declaró que “la Región ha destacado siempre por tener entre sus artistas a grandes escultores y, en esta ocasión, se realiza en el Mubam un merecido homenaje a uno de estos maestros de la escultura contemporánea, José González Marcos. Nunca se prodigó en exposiciones, pero realizó numerosas obras con las que, acercándose a uno u otro estilo, logró un lenguaje propio. Ahora, tenemos la oportunidad única de disfrutar de un recorrido creativo y vital de varias décadas a través de casi 70 esculturas centradas en una figura humana a la que Pepe Marcos supo dotar de vida”.

La exposición de González Marcos está dividida por etapas, desde los años 60, pasando por los 70, 80 y los últimos proyectos que el escultor realizó. Las piezas son en su mayoría de pequeño formato, excepto dos que corresponden a sus últimos trabajos, ‘Equilibrista’ y ‘Niño en la acequia’, que son esculturas más grandes.

Trayectoria

Ya de niño, José González Marcos modelaba figuras con el barro de las acequias. A los diez años entró como aprendiz en el obrador de su tío, el escultor Juan González Moreno, y salió con 25, sabedor de todas las técnicas y destrezas del oficio. Pasó también durante esos años por la Escuela de Artes y Oficios de Murcia y ganó, con su obra ‘Mujer’, el Premio Nacional Salzillo de Escultura.

En 1967, el escultor realizó su primera exposición individual en el Casino de Cieza. En total fueron menos de una decena de muestras las que protagonizó a lo largo de 30 años, aunque sí participó en alrededor de veinte colectivas hasta el año 2006.

En la década de los 70, para muchos su momento de mayor creatividad, desarrolló en su obra una intensa y nueva actitud, evolucionando hacia formas más íntimas, redondeadas y llenas de erotismo. Desnudos que se reúnen en esta muestra bajo el nombre de ‘Nudos’ y ‘Ovillos’ y tras los que el escultor evolucionó hacia esculturas estilizadas y verticales en las que continuó huyendo de los cánones en los que se inició y buscando la singularidad, una escultura diferente dentro de la figuración.

Siempre interesado por la enseñanza, González Marcos colaboró a menudo en la ejecución de obras de jóvenes artistas y trabajó como profesor en el Instituto de El Palmar, en el Alfonso X de Murcia y, posteriormente, ya en los años 90, en la Escuela de Artes y Oficios de Murcia, donde permaneció hasta su jubilación.

Quienes le conocieron destacan su entrega y pasión por la escultura. En uno de los textos del catálogo de la muestra (firmados por Lola Arcas, Pedro Guerrero, Martín Páez, Germán Ramallo y Juan B. Sanz), la escultora Lola Arcas, compañera de vida de González Marcos durante años, recuerda que sus desnudos no podían ser manoseados por cualquiera que no supiera acariciarlos, y que, poco amigo de ventas fáciles, prefería pasar hambre antes que vender una escultura a alguien que no estuviera ‘hechizado’ por su obra.

Enemigo de normas y horarios, el aislamiento también formó parte de la singularidad de este creador que logró, a pesar de crecer bajo el clasicismo mediterráneo de González Moreno, desarrollar un lenguaje único y personal y de gran calidad, una obra cercana y comprensible por todos que, hasta el próximo 10 de enero, se puede admirar en el Mubam.

El horario de apertura de la muestra ‘José González Marcos. Paisaje humano (1940-2014)’ es de martes a viernes, de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas; los sábados, de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas, y los domingos y festivos, de 11:00 a 14:00 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *