Jesús Oria afirma que las razas Tudanca y Monchina, "en peligro de extinción", seguirán siendo "mimadas" por su departamento

Santander.- El consejero de Medio Rural, Pesca y Alimentación, Jesús Oria, ha manifestado que las razas Tudanca y Monchina, “en peligro de extinción”, seguirán siendo “mimadas” por su departamento, como lo han sido siempre en sus periodos de consejero y como “razas autóctonas que son”. 

Además, los ganaderos criadores de estas dos razas, que hasta el año pasado han estado recibiendo ayudas por parte del Gobierno, “las van a seguir recibiendo en lo sucesivo”, pero “sin ningún género de dudas”, ha enfatizado Oria.

El titular de la Consejería de Medio Rural ha hecho estas declaraciones con ocasión de la visita que ha realizado a la Finca ‘La Torquilla’ en Hermosa, municipio de Medio Cudeyo, donde ha asistido a las pruebas de testaje y selección de los novillos de las razas Tudanco y Monchino, que todos los años se llevan a cabo en esta finca.

En estas pruebas de selección han estado también presentes, además del consejero, la directora general de Ganadería, Beatriz Fernández, y el jefe del Servicio de Producción Animal, Luis Calderón, así como los diferentes propietarios o titulares de las distintas ganaderías que han presentado novillos a estas pruebas de testaje.

Calderón ha explicado todo el proceso que han seguido los animales participantes en la selección de este año, en el que han participado 12 terneros tudancos pertenecientes a 12 ganaderías diferentes, y 11 terneros monchinos, propiedad de otros 11 titulares de explotación.    

El ensayo comienza con la entrada y recepción de los animales en esta finca a primeros del mes de enero y después, por estas fechas, se hace la selección, según el índice de crecimiento y ganancia diaria de peso que hace cada animal, junto a otra selección morfológica que hacen ganaderos con calificadores, con los técnicos de la Sección de Reproducción y Mejora de Torrelavega.

Los terneros, una vez que entran en la Finca `La Torquilla’, se les pesa el mismo día de llegada, y se les alimenta con pienso y hierba hasta que se aclimatan y se acostumbran a estar juntos, que normalmente se prolonga hasta el mes de marzo.

A partir de este mes de marzo, empiezan a salir `a pasto’, manteniéndose  constantemente con esta alimentación y pesándose mensualmente; se les hace un seguimiento de su crecimiento diario, y, en épocas de verano, dependiendo de la climatología, se les apoya con silo propio de la finca, que se prepara en primavera, y, si es preciso, con pienso también.

Esta fase concluyó el pasado día 3 de octubre, cuando se les pesó y se clasificaron por el índice de crecimiento diario; ahora, con motivo de esta visita de hoy, se ha hecho la selección morfológica, que sumándolas ambas, la puntuación mínima es la que gana la selección.

En esta ocasión, en la raza monchina no ha habido ningún problema, ha salido todo muy bien; sin embargo, en la tudanca, ha coincidido que han quedado empatados a puntos dos animales, cuyo empate se deshace por el que tiene el mayor índice de crecimiento.

Por último, a los propietarios se les abonan 2.000 euros más IVA por cada animal seleccionado, cantidad que se acuerda a primeros de cada año con la firma de un convenio con los ganaderos, en el que se expresa el coste por animal.