Diferencias entre desinsectación, fumigación y desratización, informa Coplaga

Desinsectación en Málaga
Son las técnicas y medidas empleadas para la eliminación de artrópodos perjudiciales para las personas, la ganadería o la agricultura. Generalmente se trata de insectos, aunque el término desinsectación también se emplea en la eliminación de plagas de algunos arácnidos.

Avispas, mosquitos, cucarachas, pulgas, chinches, hormigas, cárcomas y moscas son los insectos más comunes con los que trabajan las empresas de fumigación en Mijas. En su eliminación, se emplean sustancia químicas y productos especiales, que pueden ser efectivos incluso cuando se trata de huevos o larvas.

Para la eliminación de plagas de este tipo de insectos se emplea diferentes tipos de insecticidas que se clasifican en: insecticidas de contacto, de ingestión o de respiración, según el contacto y efecto generado sobre los artrópodos.

Desratización
Acciones empleadas para ahuyentar o eliminar plagas de ratones o ratas de zonas, ya sean hogares, locales o almacenes. Este tipo de tratamiento puede llevarse a cabo de forma activa (eliminación de roedores en una zona determinada) o pasiva (técnicas empleadas para defender zonas de la inclusión de este tipo de animales).

Fumigación
Mecanismo de control de plagas en Málaga en el que se emplea gases a través de aspersores o pulverizadores para su eliminación. Un procedimiento que debe ser llevado a cabo por expertos y empresas especializadas en fumigaciones, al tratarse de un mecanismo que puede generar intoxicaciones en las personas, además de ser necesaria la clausura hermética de la zona a ser tratada.

En Andalucía, las plagas más comunes son de roedores, cucarachas, hormigas y moscas. Animales indeseados que según cierta época del año se intrometen en los hogares generando malestar entre vecinos de ciertas zonas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *