COVID-19: traducción para hacer frente a una pandemia

El mundo se enfrenta en la actualidad a una de las mayores crisis globales que se han dado en la historia de la humanidad. Lo que sucede no es una guerra mundial a gran escala como las que anteriormente se han conocido, sino algo mucho mayor que escapa a la compresión de muchas personas: la epidemia causada por el conocido como COVID-19. Hoy en día es reconocido el papel imprescindible de muchos profesionales, como sanitarios, científicos, cuidadores, transportistas e incluso cajeros de supermercados para poder afrontar la situación. Lo cierto es que muchos tipos de trabajadores pueden aportar y están aportando su granito de arena para vencer este mal pandémico. En este panorama, la agencia de Traducción e Interpretación Aire Traducciones reflexiona sobre el papel que los profesionales de la traducción tienen para hacer frente al coronavirus.

COVID-19: palabras en torno al coronavirus
Los idiomas, como ente vivo, son permeables ante los cambios sociales, ante la actualidad y mucho más ante la crisis global actual, la generada por el COVID-19. Resultado de esta reflexión y en palabras de las Real Academia Española:

“Un reflejo de esto es que palabras como pandemia, epidemia, cuarentena, confinar, confinamiento, hipocondría, asintomático o, por supuesto, coronavirus aparecen en los puestos más altos de palabras buscadas estos días en el diccionario”.

De hecho, la crisis sanitaria del COVID-19 está generando por sí misma palabras los traductores profesionales deberán tener en cuenta.

¿De dónde proviene en término COVID-19?
El término COVID-19 (conocido en España comúnmente como coronavirus) es el aplicado a nivel internacional. Fue la Organización Mundial de la Salud (OMS) la que anunció el 11 de febrero de 2020 que COVID-19 sería el nombre oficial de la enfermedad. El nombre es un acrónimo de coronavirus disease 2019. Se procuró que el nombre no contuviera referencias a ningún lugar, especie animal o grupo de personas de acuerdo con las recomendaciones internacionales. La intención es evitar que hubiera estigmatización contra algún colectivo.

Aunque en un primer momento la OMS dio al virus el nombre temporal de “enfermedad respiratoria aguda 2019-nCoV” y la Comisión Nacional de Salud de China lo estaba llamando “nueva neumonía por coronavirus” o NCP, lo cierto es que hoy en día se mantiene el término COVID-19 como el término de referencia. De acuerdo con las recomendaciones de la RAE, al ser un acrónimo de reciente creación aún no lexicalizado, por lo lo indicado es su escritura con todas las letras en mayúsculas. Así mismo, siguiendo con lo expuesto por la Real Academia Española: “lo más adecuado sería su uso como femenino (la COVID-19), pero es más frecuente su uso como masculino, el COVID-19, por influencia del género de coronavirus y del de otras enfermedades víricas (el zika, el ébola, etc.), que toman por metonimia el nombre del virus que las causa”.

Traducción frente a la pandemia del COVID-19
Si se hace una búsqueda rápida en el mayor agregador de contenidos de Internet, Google, puede comprobarse cómo a finales de marzo se arrojan más de dos millones de resultados sobre el término “COVID-19” para su búsqueda en español. En esta situación no es de extrañar, ya que millones de traductores profesionales están trabajando a destajo en la traducción de todo tipo de contenidos en torno al caso del coronavirus, ya sean informes médicos, noticias, instrucciones de uso de material de protección, documentación de empresas, etc. que contienen el término. Aunque es fundamental la importancia de la traducción médica, cualquier especialización en el mundo de la traducción es necesaria para poder comunicar de forma correcta a la población en general y a profesionales de cada ámbito, evitando así la propagación de información errónea, algo que podría tener consecuencias horribles en este contexto.

Traducción médica para frenar el coronavirus
La información de carácter médico y científico es fundamental para acabar cuanto antes con la pandemia generada por el COVID-19. Como recuerda Aire Traducciones:

“Los traductores médicos especializados ayudan a las empresas e instituciones para que puedan disponer de las informaciones en múltiples idiomas y evaluarlas rápidamente”.

De hecho, hay información en la que la traducción rápida y profesional es vital para frenar la situación del COVID-19, toda la relativa a síntomas, contagio y vacunas, donde deben superarse a la mayor celeridad las barreras idiomáticas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *