2 de cada 3 personas que sufren un ictus presentan secuelas posteriores

En España, se producen 120.000 casos de ictus al año, de los cuales, la correspondiente tasa de mortalidad ha alcanzado a 27.000 afectados, tal como está registrado en los datos del SEN (Sociedad Española de Neurología). Además, en los últimos años, este infarto cerebral ha afectado mucho más a las mujeres, y por consiguiente, el número de fallecidas ha sido el más alto registrado hasta ahora.

Pese a estos datos tan alarmantes recogidos por el SEN, existen infinidad de tratamientos alternativos para tratar la recuperación ictus cerebral, que, si se hace de manera constante y reiterada, hará que las posibles secuelas que este tipo de problemas acarrean, se vean disminuidas en un 50%, recuperando paulatinamente parte de la psicomotricidad y la independencia del paciente.

Este periodo de rehabilitación de la parálisis cerebral no es inmediato y precisa de una constancia por parte del paciente, ya que este debe seguir estrictamente las indicaciones del especialista que le está tratando. No obstante, los hábitos de vida que acostumbraba a llevar antes de haber sufrido el ictus, influyen de forma positiva o negativa en la recuperación del paciente.

Aunque este tipo de enfermedades suele afectar a la población más envejecida, cada vez es más frecuente que se den casos de personas jóvenes. Este año se han obtenido unas cifras de entre 10.000 y 15.000 personas menores de 55 años que hayan sufrido este o un daño cerebral similar.

Se conoce que entre un 80 y un 90% de los casos de ictus sufridos en España durante el último año, podrían haberse evitado si los pacientes afectados no hubieran consumido tabaco o alcohol de manera reiterada o hubieran llevado un estilo de vida menos sedentario, propenso a la obesidad y a problemas de hipertensión arterial, entre otros.

Neurocrecer pone a su disposición a los mejores profesionales del sector neurológico para tratar a pacientes que hayan sufrido este tipo de trastornos cerebrales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *