La ganadería aporta un valor de 15.200 millones de euros y la industria cárnica factura 26.882 millones

Las empresas ganaderas, las industrias y los detallistas de la carne han continuado trabajando durante el confinamiento para asegurar el abastecimiento de las tiendas en este difícil periodo que está afrontando España y el resto del mundo, con alimentos seguros y de calidad, revelándose una vez más como un sector esencial para la sociedad.

Tanto las granjas como buena parte de las empresas cárnicas están ubicadas en el medio rural, donde evitan el despoblamiento y contribuyen a generar riqueza, cohesión territorial y empleo. Se estima que la ganadería española emplea de forma directa a más de medio millón de personas, mientras que las industrias cárnicas generan 97.000 puestos de trabajo y el comercio minorista (carnicerías-charcuterías y secciones de supermercados) a otros 75.000. En total se calcula que unos dos millones de personas viven de la cadena ganadero-cárnica en España, incluyendo la producción agrícola para el ganado, y los sectores de los profesionales veterinarios, piensos, sanidad animal, logística y transporte e industrias auxiliares.

El sector ganadero de carne en la actualidad está compuesto por más de 350.000 granjas en España. Hoy en día, el sector porcino (blanco e ibérico) tiene 83.360 granjas y aportó a la Producción Final Agraria 7.417 millones de euros; el sector productor vacuno tiene 130.790 instalaciones productivas y representa un valor de 3.363 millones de euros, el sector ovino cuenta con 113.779 instalaciones y aporta a la Producción Final un valor de 2.072 millones de euros, y el sector cunícola cuenta con 1.972 instalaciones y un valor de mercado de 275 millones de euros. La avicultura tiene 19.070 granjas y 2.349 millones de euros de valor sobre la Producción Final Agraria.

Por su parte, el sector industrial cárnico está compuesto por un tejido de unas 2.800 empresas con actividades de sacrificio, despiece y producción de elaborados, con una base muy importante de pequeñas y medianas empresas de titularidad familiar, a la vez que se han consolidado también grandes grupos empresariales, algunos de ellos líderes a escala europea.

El pasado año la industria cárnica elevó su facturación un 2,5% hasta los 26.882 millones de euros, lo que le consolida como el sector de mayor importancia dentro de la industria de alimentación y bebidas, que supone el 22,6% de todo el sector alimentario español.

La producción española de carnes, un referente internacional

Todas estas explotaciones e industrias hacen que la producción cárnica española sea un referente tanto a nivel nacional como internacional, como demuestran los datos del último año. La industria cárnica española puso en los mercados un total de 7,2 millones de toneladas de carnes y 1,4 millones de toneladas de elaborados, lo que supone una facturación de 26.882 millones de euros, el 22,6% de todo el sector alimentario español y el 2,24% del PIB total del país.

De esas cifras, 2,7 millones de toneladas de carnes y productos elaborados de todo tipo correspondieron a exportaciones a mercados de todo el mundo, por valor de 7.555 millones de euros, con una contribución muy positiva a la deficitaria balanza comercial de España, con un crecimiento del 26% en facturación exterior y un 15,1% en volumen con respecto a las cifras del año anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *