Planes de verano en Estados Unidos para los hijos: cinco aspectos básicos que se deben tener en cuenta

En Europa o Estados Unidos, es muy común que todos los adolescentes comiencen a viajar en verano para ampliar su perfil profesional y hacerlo más internacional, durante los veranos o incluso durante todo el año escolar. Si se ha decidido que se quiere dar ésta oportunidad a lso hijos, hay algunos aspectos que es bueno tener en cuenta.

1. Buscar un plan de verano que facilite la inmersión cultural
Si bien un plan de verano que sólo incluya campamento asegura una buena adquisición del idioma y una muy grata experiencia, si se combina con una estancia en familia, se consigue algo muy positivo y transformador: la inmersión cultural.

Live N Learn, empresa dedicada a planes de verano y año escolar en Estados Unidos, ha constatado que los niños que han podido combinar su estancia de campamento con la de familia, o bien aquellos que sólo han ido a la familia, han podido encontrar no sólo una oportunidad de aprender el idioma, sino de abrir su mente a formas de ver el mundo completamente distintas, lo cual es claramente positivo para cualquier adolescente.

Disfrutar, in situ, de una barbacoa vecinal americana, una visita a un gigantesco centro comercial con la familia, convivir, en sí, con personas que viven en países completamente diferentes y que tienen una forma de ver el mundo distinta, nos ayuda a abrir la mente como ninguna otra experiencia en la vida.

2.Si se opta por la estancia en familia, es bueno que sea voluntaria
Es licito que una familia obtenga una ganancia por acoger estudiantes durante el verano, pero es cierto que  cuando ninguna de las partes se toma la experiencia como una inversión, las experiencias que se viven son mucho más genuinas e intensas.

Pablo Cano, de Live N Learn, comenta: “Nos parece correcto que una familia sea remunerada por acoger estudiantes, pero nosotros preferimos evitarlo, porque creemos que la acogida de un estudiante extranjero  puede aportar una visión diferente del mundo a nuestra vida, y esto es suficiente remuneración. Nos encargamos personalmente  de escoger cuidadosamente cada una de las familias que van a pasar el verano con nuestros estudiantes, y todas y cada una de ellas están deseando recibir a los estudiantes, aprender de ellos y mostrarles su cultura, por el mero hecho del aprendizaje vital que otorga el intercambio cultural.

3.Existe la posibilidad de que el joven esté en una casa con alguien de su edad y género
No es extraño mandar a los hijos al extranjero, y que cuando vuelvan darse cuenta de que han estado hablando en español prácticamente todo el tiempo. La clave está en que se facilite que los hijos se relacionen con americanos, y vivan con americanos de su misma edad.

Muchas veces no se pide que esté en un hogar donde haya un niño o niña de su edad y género porque no se sabe que es posible, y es que pocas empresas lo pueden ofrecer. “En Live N Learn .- Comenta Robin- la labor para conseguirlo es titánica, pero es nuestra prioridad, porque ayuda mucho a los viajeros poder tener a alguien de su misma edad y género que entienda sus necesidades desde la perspectiva de un igual. Nos preocupamos también por conseguir que sean personas afines, por lo que rellenan un completo cuestionario de intereses”.

Aunque las afinidades personales son imposibles de asegurar , y nadie puede decir que éste miembro vaya a ser el mejor amigo del joven, sí es cierto que desde la empresa tramitadora del viaje han de facilitar, al menos, poder conocer a la familia antes de que se efectúe el viaje mediante Whatsapp o Skype.

4.La agencia que realice el plan de verano debe facilitar actividades para que se integren españoles y americanos
Esta es otra de las cuestiones que tienen que darse cuando se tienen en cuenta los planes de verano en estados unidos, que se facilite que los españoles se relacionen con americanos y hablen en inglés el mayor tiempo posible.

Hoy en día, un plan de verano se convierte en mucho más que una experiencia con fecha de caducidad gracias a las redes sociales de las que los adolescentes hacen tanto uso. Por eso es tan importante que nuestro hijo se relacione con gente de otra cultura e idioma, no sólo yendo a campamentos para americanos, sino participando en actividades como partidos de béisbol y todo tipo de deportes, barbacoas, fiestas en la piscina, rafting, parques de atracciones, charlas alrededor de la hoguera mientras se asan las nubes típicas americanas (S’More)…

Robin Hunsucker, responsable de Live N Learn, nos comenta: “He podido comprobar cómo los chicos tenían relaciones personales muy positivas con sus amigos americanos de veranos pasados gracias a las redes sociales. De ésta forma, nos aseguramos seguir practicando el inglés durante mucho más tiempo de lo que dura el plan de verano y además gratis”.

5.Hay que insistir: en inglés… ¡Todo el tiempo!
Muchas experiencias en el extranjero se convierten en unos divertidos días, lejos de casa, en los que los adolescentes conocen a otros españoles, hacen grupos y no hablan en inglés prácticamente en ningún momento, a no ser que tengan alguna clase programada.

Ésta necesidad se ha de poner sobre la mesa cuando se esté a punto de considerar enviar a un hijo a Estados Unidos. Pablo Cano, de Live N Learn, apunta: “El hecho de que los niños estén hablando en un idioma extranjero la mayor parte del tiempo no es sencillo. Nosotros lo solucionamos asegurando que los “hermanos” americanos estén con nosotros en todas las actividades que planteamos y en algunas de las clases, de forma que los chicos están interactuando todo el tiempo. Y no sólo eso, nuestros responsables son verdaderos “vigilantes de seguridad”… ¡Cada vez que oímos a alguien hablar en español, uno de nosotros le recuerda… ¡More English, More Fun!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *