La cantidad de efectivo de las familias españolas llega a los números más bajos desde 2005

Los datos publicados por el Banco de España en el mes de enero mostraban que las familias españolas poseían 72.940 millones de euros en metálico a finales del pasado septiembre, lo que supone la cifra más baja de metálico desde 2005. Esta situación se debe a que la recuperación económica, posible y visible gracias a un auge del consumo, no tiene el mismo ritmo que el crecimiento de la renta de las familias. Ello explica la disminución de los ahorros en efectivo de las familias.

El resumen, comparándolo con el pasado año, revela que el dinero en metálico de los hogares españoles es un 5,7% menor que el que se acumulaba a finales de 2014. Pero ello no significa, necesariamente, que la economía de estas familias sea más baja, ya que la riqueza neta –es decir, la diferencia entre los activos financieros y las deudas mantenidas- creció un 0,97% en 2015.

Según datos de la misma entidad, las deudas de las familias españolas llevan 15 meses descendiendo. Pero hay épocas más sensibles que otras en lo referente a la economía familiar: a principios de año, durante la llamada cuesta de enero, la renta de los hogares se resiente debido al aumento de gasto –ya sea en metálico o mediante pagos telemáticos- que suponen las fiestas navideñas.

Precisamente por ello,  y por tratarse de una época del año aislada y con unas condiciones excepcionales en muchos casos, una gran cantidad de hogares recurren a la opción de realizar pagos con tarjeta de crédito o dispositivos móviles para solucionar estos problemas de liquidez. Y también son muchos los que piensan en los microcréditos, como manera de obtener pequeñas cantidades de dinero.

Pero estas situaciones de emergencia no deben ir de la mano de una decisión tomada a contrarreloj. Solicitar un microcrédito es una buena opción para evitar establecer una deuda con una entidad bancaria, pero requiere precaución y reflexión.

Así lo señalan desde SolCredito, una compañía que ofrece garantía de seguridad y de adaptación a cada cliente ya que, al tratarse de corredores, no prestan el dinero directamente, sino que actúan como un comparador de hasta 20 plataformas de crédito personal y escogen aquella opción que más se adecua a cada usuario. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *