Crecen las secuelas capilares que nos deja la COVID-19

No solo se disparan los casos de Efluvio Telógeno, también los de Alopecia Areata

El equipo médico de Clínica Capilárea registra un aumento de consultas y diagnósticos relacionados con la Alopecia Areata y Efluvio Telógeno durante los últimos meses. Estos tipos de patologías suelen manifestarse unos meses después de pasar por un período de estrés, ansiedad, nervios, preocupación, tristeza… (que muchas personas experimentaron en el confinamiento). En el caso del Efluvio, también suelen ser habituales tras haber pasado por una enfermedad (como la COVID19).

Madrid 03/09/2020. Los especialistas capilares siguen alertando de un aumento de casos significativo de caída del cabello, tanto en hombres como en mujeres. Muchos de ellos se han diagnosticado como Efluvio Telógeno, un problema capilar normalmente temporal. Los efluvios se están dando tanto en personas que han pasado el Coronavirus hace unos meses como en aquellos que experimentaron cuadros de ansiedad, estrés, tristeza, depresión… durante los meses de confinamiento. Pero, además de los Efluvios, también se empieza a observar un aumento (y/o empeoramiento) de los casos de Alopecia Areata, una rara enfermedad autoinmune que ataca a los folículos pilosos hasta provocar su caída.

Como explica Soledad Gómez, Tricólogo en Capilárea, “al reanudar la actividad en la clínica (e incluso antes, a través de las videoconsultas) ya empezamos a detectar un aumento de casos de caída del cabello. La incertidumbre acerca del virus, el miedo al contagio, la preocupación por la pérdida del empleo… Muchas de las personas que nos contactaban aseguraban haberse sentido tristes, preocupadas, nerviosas, estresadas… y empezaban a notar cómo el cabello se caía más de lo habitual. Una vez han podido venir a consulta meses después, y hemos realizado un análisis en profundidad de la salud del cabello, se han diagnosticado muchos de estos problemas como Efluvios Telógenos Agudos y Tricotilomanía (un comportamiento compulsivo que nos lleva a manipular nuestro pelo hasta arrancarlo y que también se asocia a estados de estrés, ansiedad, nerviosismo, etc). Pero lo que nos ha sorprendido sobre todo es que los casos de Alopecia Areata han aumentado también notablemente con relación a los meses previos de la pandemia”.

Aunque no existe una evidencia ni una teoría única sobre el origen de la Alopecia Areata, sí se sabe que es una enfermedad autoinmune que ataca a los folículos pilosos hasta provocar su caída. En algunos casos, se trata de un problema temporal y el cabello vuelve a crecer pocos meses después. En los casos más severos, puede llegar a provocar una pérdida total e irreversible del cabello (y no solo del cuero cabelludo, también se puede manifestar en las cejas, barba y cualquier otra zona con pelo de nuestro cuerpo).

“Durante estos dos últimos meses, hemos visto como las consultas relacionadas con esta patología también han crecido, también entre los jóvenes de 20 a 25 años (la franja de edad a la que suele afectar más). El estrés o la ansiedad no son la causa (que tiene que ver más bien con una predisposición genética combinada con otros factores externos) pero sí pueden haber actuado como desencadenares de la misma. Hemos observado cómo varios casos previamente diagnosticados de Alopecia Areata han empeorado con el confinamiento. Y los nuevos casos lo hemos observado tanto en mujeres como en hombres (con la aparición primero de pequeños parches o placas sin pelo en barba y cejas, donde suele muchas veces comenzar a dar la cara antes de afectar al cuero cabelludo)”, afirma Susana Pozo, Responsable de Atención al Paciente en Clínica Capilárea.

¿Existen tratamientos para revertir este tipo de alopecia?

“No existe una cura como tal, ya que el objetivo sería dar con la causa que la ha provocado y esto no siempre es posible. Pero si el problema se empieza a tratar en sus primeras fases (cuando se presenta en formas poco extensas), el pronóstico de recuperación del cabello es muy alto. Lo mismo ocurre con los posibles brotes que puedan surgir en el futuro (ya que se trata de una enfermedad cíclica que puede volver a aparecer en varios momentos de la vida del paciente, cuando este se enfrenta al mismo estímulo que provocó su aparición). Lo importante es tratarla al inicio, para evitar su extensión”, aclara Susana Pozo.

Entre los tratamientos capilares más efectivos para luchar contra esta patología se encuentran el Láser Capilar con infrarrojo en una primera fase (que actúa como potente antiinflamatorio de la zona a tratar y estimula la oxigenación y la estipulación sanguínea), y los tratamientos de Bioestimulación Capilar para una segunda fase (Plamas Rico en Plaquetas, Capilaxis con Minoxidil, Biodermia) que llevan hasta el folículo piloso todas las sustancias necesarias para la formación de cabello nuevo.

“Lo que sí es muy importante es que el tratamiento se adapte tanto a la edad del paciente como a la extensión y tipología de la alopecia. Solo un tratamiento personalizado y adecuado a cada caso concreto puede ofrecer resultados reales”, señala Susana Pozo.

Se disparan los casos de Efluvio Telógeno Agudo

Este ha sido el diagnóstico más común en lo que se refiere a problemas capilares relacionados con la COVID19 en los últimos meses, y sigue en aumento. El Efluvio Telógeno es un problema capilar que está afectando durante los últimos meses tanto a hombres como a mujeres, y que se caracteriza por una caída abundante del cabello en poco tiempo (hasta una perdida de 100 cabellos al día es considerado por los expertos como algo normal).

“Este tipo de efluvio se produce porque, muchos de los folículos pilosos que están en lo que llamamos la fase Anagen (o de crecimiento del cabello) se saltan de pronto esta fase y pasan antes de tiempo a la fase Telogen (o de caída del cabello), de ahí su nombre: Efluvio Telógeno o Telogénico. Y esta caída puede estar provocada por diferentes factores: cambios hormonales, postparto, pérdida importante de sangre, dietas y alimentación inadecuada, reacción a un tratamiento farmacológico, infecciones, enfermedades (como en muchos casos ha podido ser la COVID19). Por otra parte,  también es una consecuencia indirecta del virus ya que, aunque el paciente no haya pasado la enfermedad, se asocia con periodos prolongados de estrés y ansiedad, como los sufridos en el confinamiento por muchas personas. Esta patología no suele manifestarse inmediatamente, sino que la caída se presenta a los pocos meses, de ahí que sigamos notando su aumento”, asegura Soledad Gómez.

Los tratamientos habituales para frenar el efluvio y acelerar la recuperación del cabello son aquellos destinados a estimular el crecimiento de pelo nuevo y favorecer la circulación sanguínea en el cuero cabelludo: Láser Capilar y tratamientos de Bioestimulación Capilar (tratamientos con Minoxidil, Plasma Sanguíneo rico en Plaquetas, Dutasteride, Dioxiterapia).

“El objetivo es volver a reactivar lo antes posible la fase Anagen (o de crecimiento) del cabello que hemos perdido de forma brusca. Si este problema se convierte en algo crónico, puede terminar por afectar a todo el cuero cabelludo, incluidos los laterales de la cabeza”, aclara Soledad Gómez.

Ante la aparición de pequeñas placas sin pelo en la cabeza, barba, cejas… o ante una caída masiva del cabello que no se recupera a las pocas semanas (se haya pasado o no el Coronavirus), el equipo médico de Capilárea recomienda consultar con un especialista y hacer un análisis en profundidad del cabello para saber si estamos ante una caída temporal o ante un problema capilar que necesite tratamiento específico.

Sobre Capilárea

Clínica capilar en Madrid acreditada y especializada en soluciones y tratamientos médico-estéticos contra a alopecia y la caída del cabello. Su equipo está formado por profesionales y especialistas del sector capilar, con más de 25 años de experiencia en sus diferentes campos: Dermatología, Cirugía, Tricología, Endocrinología.

Un diagnostico claro y honesto, los últimos avances en tecnología capilar y la firme convicción de ofrecer al paciente un asesoramiento y seguimiento cien por cien personalizado son las tres claves en las que los profesionales de Capilárea basan su trabajo, con el fin de encontrar juntos la mejor solución para los problemas de alopecia y caída del cabello.

Desde tratamientos capilares preventivos para mujeres y hombres (Unidad de Láser Capilar y Bioestimulación a través de diversas técnicas como Capilaxis BioDermia o Plasma Sanguíneo Rico en Plaquetas, Dutasteride o Dioxiterapia) hasta soluciones definitivas con cirugía (Microinjerto capilar) o sin cirugía (Sistemas de Integración Capilar, Pelucas estéticas y Unidad de Oncología).

Honesta, profesional y comprometida con la salud y la autoestima de sus pacientes.

Capilárea, tu clínica del pelo.

MÁS INFORMACIÓN, ENTREVISTAS Y REPORTAJES:

_______________________________________________________________________

Contacto: 91 755 85 85 / 626 475 299 (WhatsApp)

Prensa: 639836590 (Belén Robles)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *