Symetrías continúa con su proyecto Mujer del Mes, esta vez sobre Clara Campoamor

Mujer del mes Symetrías: Clara Campoamor, impulsora del sufragio femenino y defensora de la igualdad.

Mujer del mes: Clara Campoamor Rodríguez (Madrid,1888 -1972) , impulsora del sufragio femenino y defensora de la igualdad. Fue una abogada, escritora, política y defensora de los derechos de la mujer española. Creó la Unión Republicana Femenina​ y fue una de las principales impulsoras del sufragio femenino en España, que se logró en 1931 y fue ejercido por primera vez por las mujeres en las elecciones de 1933. A causa de la Guerra Civil tuvo que huir de España y finalmente murió exiliada en Suiza.

Campoamor fue una escritora, política y abogada española que luchó por los derechos de la mujer. Impulsora del sufragio femenino en España y defensora de la igualdad, las mujeres pudieron votar por primera vez en 1933 gracias a ella.

PRIMEROS AÑOS Y FORMACIÓN

Clara Campoamor Rodríguez, conocida como Clara Campoamor, era hija de la costurera María Pilar Rodríguez y del contable Manuel Campoamor. Tuvo dos hermanos, aunque desgraciadamente solo sobrevivió uno de ellos.

Campoamor pronto tuvo que contribuir en la economía familiar. Con tan solo diez años, tras la muerte de su padre, tuvo que dejar la escuela y trabajar. Modista, dependienta o telefonista son algunos de los trabajos que realizó.

En 1909 consiguió plaza como auxiliar de Telégrafos del Ministerio de Gobernación. Fue destinada unos meses a Zaragoza y, después, cuatro años en San Sebastián.

Fue en 1914 cuando regresó a Madrid, tras conseguir una plaza por oposición en el Ministerio de Instrucción Pública como profesora de taquigrafía y mecanografía.

En los años posteriores desempeñó más trabajos. Uno de ellos fue el de secretaria del director del periódico La Tribuna, Salvador Cánovas Cervantes. Gracias a este puesto, Campoamor comenzó a interesarse en política.

Tras estas experiencias, Clara Campoamor inició bachiller en 1920. Una vez terminó, se matriculó en la Universidad Complutense de Madrid para estudiar Derecho. Se graduó en 1924.

En 1925 se inscribió en el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid.

Clara Campoamor diputada

Con el advenimiento de la Segunda República (1931), Clara Campoamor obtuvo un escaño de diputada por Madrid en las listas del Partido Radical. Formó parte de la Comisión constitucional, destacando en la discusión que condujo a aprobar el artículo 36, que reconocía por vez primera el derecho de voto a las mujeres.

Los gobiernos de la República le confiaron otros cargos de responsabilidad, como la vicepresidencia de la Comisión de Trabajo, la dirección general de Beneficencia, la participación en la comisión que preparó la reforma del Código Civil o la presencia en la delegación española ante la Sociedad de Naciones. También fundó una organización llamada Unión Republicana Femenina.

Clara Campoamor fue una gran valedora de la igualdad de derechos de la mujer, en cuya defensa publicó numerosos escritos (como El derecho femenino en España de 1936, o La situación jurídica de la mujer española, en 1938).

Clara Campoamor, impulsora del sufragio femenino y defensora de la igualdad

La madrileña consiguió un hecho insólito en España: el derecho de la mujer al voto. Fue en el año 1933 cuando las féminas acudieron por primera vez a las urnas democráticas. Se iniciaba así la integración de la vida pública de las mujeres en la sociedad.

La lucha por el sufragio femenino: Una vez llegada al Congreso, Clara Campoamor luchó por conseguir algo que ella consideraba legítimo: el sufragio universal. La política madrileña creía que cada ciudadana y ciudadano debían tener derecho a votar, sin discriminación por raza o sexo.

Oposición con Victoria Kent

Clara Campoamor encontró una dura rival en el Congreso. Curiosamente fue una mujer, Victoria Kent (Partido Republicano Radical Socialista), una de las personalidades que mayor rechazo mostró hacia las ideas de esta política.

Las ideas de Campoamor no cuajaban siquiera en los partidos de izquierdas. Estos grupos consideraban que las mujeres votarían a políticos conservadores, generando así un retroceso en el progreso democrático. Finalmente Clara Campoamor logró sacar adelante su propuesta. Y así, en 1933 se produjeron las primeras elecciones de voto universal.

Abogadas, políticas, “feministas, y mujeres. Clara Campoamor y Victoria Kent tenían, aparentemente, mucho en común, aunque en un momento clave sus posturas quedaron enfrentadas. Clara Campoamor consiguió su acta de diputada al proclamarse la II República por Madrid, dentro del Partido Radical de Lerroux, tras no conseguir encabezar ninguna de las listas de Acción Republicana. Por su parte, Victoria Kent consiguió un asiento con el Partido Republicano Radical Socialista, por Jaén. En esos años, las mujeres podían ser elegidas, pero no electoras.

No consiguió renovar su acta de diputada en las elecciones de 1933. Y abandonó España en 1938, ante la inminente victoria del alzamiento de los militares reaccionarios; el subsiguiente régimen de Franco no le permitió regresar al país, de manera que permaneció exiliada, primero en Argentina, y, desde 1955 hasta su muerte, en Suiza.

Fuentes: wikipedia, canalhistoria, vimeo, biografías y vidas, hemeroteca,elpaís, ev.es, editorialrenaciemnto.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *