Ley de Segunda Oportunidad

La Ley de Segunda Oportunidad, introducida en España en 2015, es un mecanismo que permite a las personas físicas (autónomos o no) liberarse de sus deudas.

En concreto, se trata de la Ley 25/2015, de 28 de julio, de mecanismo de segunda oportunidad, reducción de la carga financiera y otras medidas de orden social.

El objetivo que persigue esta ley es la cancelación de deudas (personales o de un negocio empresarial) para particulares que hayan fracasado en sus finanzas, siempre y cuando se cumplan unos requisitos.

Algunos de esos requisitos son los siguientes:

Previo a la solicitud de la Segunda Oportunidad, el deudor debe tratar de llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos con el acreedor, que consiste en un plan y un calendario de pagos de sus deudas que no exceda los diez años. El solicitante ya no posee dinero ni activos suficientes para afrontar las deudas (a medio plazo). La cantidad de la deuda no puede superar los 5 millones de euros. Ser deudor de buena fe. No haber cometido delitos de tipo económico o sociales. … entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.