El cannabis medicinal ha llegado para quedarse. Una nueva oportunidad de negocio, según Brightfiled Group

El CBD o cannabidiol es un componente de la planta de cannabis. Tiene propiedades terapéuticas y es adecuado para enfermedades relacionadas con la ansiedad o el dolor crónico. En algunos mercados como el canadiense o británico la legislación lleva años ajustando sus baremos para su comercialización, y aunque en España, en este aspecto, se ha desarrollado con algo de retraso, ya se pueden comprar productos de CBD de forma legal, existiendo aún ciertas restricciones sobre su consumo humano, que seguramente siguiendo la estela de otros mercados, dentro de poco quedará legislado de manera positiva.

Según el estudio publicado por la firma Brightfield Group, el mercado europeo de CBD crecerá en los próximos cuatro años. En 2018, el mercado se estimó en 287 millones de euros y se espera que crezca más del 40% para 2023, hasta los 1.500 millones. En concreto, para finales de este año se espera que el mercado tenga un valor de 376 millones, lo que significa un aumento del 30,82%. La firma aseguró que actualmente los mayores mercados de CBD en Europa son los del Reino Unido y Austria, y remarca que España es un motor de crecimiento clave en el mercado de CBD, ya que está construyendo y mejorando las regulaciones que rodean la calidad del producto, aumentando la confianza del consumidor.

Esta extraordinaria tendencia al alza ha demostrado a las empresas, los clientes de ocio y los consumidores en general que el cannabidiol (CBD) es mucho más que una simple moda pasajera. A su vez, las grandes marcas y las pequeñas empresas han invertido más tiempo, esfuerzo y energía en su gama de productos de CBD.

¿Por qué el CBD es tan popular?
En Europa, el cáñamo industrial es generalmente legal, siempre y cuando contenga cantidades iguales o menores al 0,2% de THC. Esto permite a las empresas emergentes poder acceder ampliamente a la materia prima vegetal.

En cuanto al acceso al CBD en Estados Unidos, la Ley Agrícola aprobada en 2018 legalizó el cáñamo industrial en los 50 estados.

Gracias a esta legislación, ha habido un gran aumento de los productos de CBD legales, y todos ellos tienen una enorme demanda. Algunos vendedores de renombre, como Walgreens en Estados Unidos y Holland & Barrett en el Reino Unido, se subieron rápidamente al carro y ahora producen sus propios productos de CBD.

Desde el punto de vista del consumidor, el CBD tiene muchos beneficios.

Además de que está más disponible que nunca, la Organización Mundial de la Salud ha considerado que el CBD es tolerado por el cuerpo y no tiene potencial de abuso. Esto permite a los consumidores disfrutar de este cannabinoide, no psicotrópico con tranquilidad, siempre que lo consideren oportuno.

¿Quién usa los productos de CBD?
En los últimos años, cada vez más personas de todas las edades usan productos de CBD.

Quienes más hablan sobre el uso del CBD son los millennials y otros adultos jóvenes. Sin embargo, solo se puede medir realmente el debate en las redes sociales.

Muchas personas de entre 40 y 50 años también usan CBD; aunque es menos probable que expresen sus opiniones en las redes sociales, así que no se sabe con certeza cuántas personas lo están probando.

A medida que se extiendan estos productos y la información sobre el CBD, más personas de todas las edades consumirán y hablarán sobre este cannabinoide.

Incluso los animales domésticos pueden beneficiarse del CBD, aumentando la popularidad de los productos específicos para mascotas.

¿Dónde se compran los productos de CBD?
Los Estados Unidos, antes de la Ley Agrícola, la mayoría de la gente compraba productos de CBD en internet. Pero, hoy en día, pueden encontrarse en casi cualquier supermercado o tienda multiservicio.

Con los grandes minoristas que representan el 57% de las ventas, y los comerciantes online representando el 22%, conseguir productos de CBD es más fácil que nunca.

Estos productos también se pueden comprar en tiendas naturistas, dispensarios, tiendas para fumadores e incluso tiendas de mascotas.

Los vendedores más fiables son probablemente aquellos con experiencia probada en la industria del CBD y aquellos que aplican medidas de control de calidad desde la semilla hasta el envase.

En España, además de haber decenas de marcas especializadas en CBD, ya se pueden encontrar marketplaces verticales como Hannapy, donde se encuentran más de 1000 productos de cannabidiol y en el que ayudan al usuario a encontrar los productos que más se adapten a sus necesidades.

Pronóstico de crecimiento del mercado de CBD para los próximos cinco años
En definitiva, parece que el mercado del CBD solo tiende hacia una dirección: al alza. El banco de inversión Cowen & Co ha estimado que el mercado del CBD alcanzará un valor de 16.000 millones de dólares en 2025. Además, según Brightfield Group, se espera que el mercado de bebidas con CBD tenga una tasa de retorno del 63% de aquí a 2023.

Aunque Norteamérica es una figura clave, en los próximos años se prevé un crecimiento significativo en Europa y Sudamérica, especialmente en las regiones con una legislación progresista sobre cáñamo y cannabis. En general, el mercado del CBD tiene un futuro prometedor y emocionante con cada vez más investigaciones saliendo a la luz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *