Consejos veterinarios para prevenir y tratar las alergias ambientales en las mascotas

Las alergias ambientales son una de las afecciones que más preocupan a los dueños de las mascotas por sus síntomas y por la gran variedad de tipos que existen. Pero, ¿qué son las alergias ambientales? Pueden definirse como una reacción del sistema inmunitario del animal cuando entran en contacto con ciertos alérgenos, ya sea a través de la piel, inhalándolos o ingiriéndolos.

Estos alérgenos pueden ser pólenos (más frecuentes en primavera) o incluso ácaros y hongos (más habituales durante los meses de otoño). Además, son los responsables de problemas dermatológicos como prurito, irritación o enrojecimiento en muchos de los animales domésticos.

Por eso, desde KIWOKO y KIVET ponen a disposición de la población toda la información para aprender a identificarlas y prevenirlas y preservar el bienestar de las mascotas. Pilar Garrido Benavente,de la clínica Kivet Córdoba Connecta

¿Cómo afectan las alergias ambientales a las mascotas?
“A diferencia de la especia humana, en la mayoría de los animales las alergias ambientales provocan síntomas dermatológicos, aunque en algunos casos también es posible encontrar afectación del sistema respiratorio”, señala Pilar Garrido.

¿Afectan por igual a todas las especies animales?
Tal y como señala la veterinaria, aunque todos los animales son susceptibles de padecer alergias ambientales, “hay especies que las sufren con más frecuencia, como puede ser el perro. Aun así, los síntomas y la distribución de las lesiones varían dependiendo de la especie animal”.

¿Cuáles son los síntomas más comunes en las alergias ambientales? ¿Cómo identificarlas a tiempo?
En la mayoría de las especies, los síntomas están relacionados con la piel: pueden padecer inflamación de esta, que se traduce en enrojecimiento de la zona y picor. Aparecen entonces rascado o lamidos excesivos, sobre todo en las extremidades delanteras, otitis, infecciones superficiales de la piel, pérdida de pelo, conjuntivitis y queilitis (inflamación de los labios).

“Si el animal comienzo a tener estos síntomas es muy importante acudir a su veterinario para controlar el brote alérgico lo antes posible, puesto que se puede complicar con otras patologías de más difícil tratamiento”, afirma Pilar Garrido, veterinaria de Kivet Córdoba Connecta.

Entonces, ¿cuál es el tratamiento para las alergias ambientales?
Hoy en día, los veterinarios disponen de una amplia gama de tratamientos que controlan las alergias, como medicaciones que se pueden usar a corto, medio y largo plazo, dependiendo del tipo de alergia ambiental y de la frecuenta con la que las mascotas sufran estos episodios.

Además, también es posible utilizar tratamientos de desensibilización, lo que comúnmente se conoce como la “vacuna para alergia” en personas.

Para Pilar Garrido, “el tratamiento de la alergia siempre debe ser multimodal, incluyendo diferentes tipos de medicamentos, champuterapias y suplementos nutricionales, y debe adaptarse de forma individual a cada paciente, teniendo en cuenta su cuadro clínico y sus circunstancias”.

¿Cómo prevenir las alergias ambientales?
Como están provocadas por un agente externo, la prevención no es fácil. Es importante identificar el alérgeno ambiental que afecta al animal, es decir, el agente externo que provoca que su sistema inmunológico reaccione de manera exagerada.

Por ejemplo, si es alérgico a a los ácaros del polvo, es necesario ser muy concienzudos en la limpieza del hogar, limpiando con frecuencia las superficies con un paño húmedo y aspirando en lugar de barrer, siempre con la habitación bien ventilada y el animal en otra estancia de la casa.

Un último consejo ofrecido por Pilar Garrido como prevención es “el baño frecuente de los animales con champús adecuados, ya que ayuda a disminuir la carga alergénica y también hidrata, calma y ayuda a recuperar la piel”.

A través de estos consejos, Kiwoko y Kivet ponen de manifiesto la importancia de cuidar de los animales domésticos y ayudar a preservar su salud y bienestar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *