¿Cómo elegir la mejor cerradura para la puerta blindada? Por TUS CERRAJEROS MADRID

¿Cuáles son las características que se deben buscar?
Solidez, resistencia y durabilidad de los productos, pero también experiencia por parte de los instaladores.

¿Y cuáles son los elementos fundamentales a los que hay que prestar especial atención a la hora de elegir y comprar?

El tipo de cerradura y el escudo protector son es sin duda de los elementos más importantes.

Tipos de cerraduras
La cerradura es el mecanismo que permite abrir y cerrar la puerta de seguridad. Para simplificar el concepto, se puede imaginar la cerradura como un contenedor que pone en movimiento los pasadores del marco de la puerta de seguridad.

Las cerraduras de seguridad se dividen en dos categorías principales: cerraduras de doble paletón y cerraduras de cilindro europeo.

Cerradura de doble paletón
El doble paletón es un tipo de cerradura un poco antigua y fácilmente atacable
, es una especie de caja metálica que contiene un carro al que se sujetan los pistones de cierre.

El movimiento de estos pistones es activado por la rotación de la llave que engancha y empuja el carro; este mecanismo sólo puede producirse en presencia de una coincidencia perfecta entre el procesamiento de la llave y la codificación de las placas de las cuchillas, llamadas gargantas.

El doble paletón fue la primera cerradura real para puertas de seguridad, considerada durante años una revolución en el campo de la seguridad, pero con el paso del tiempo y la evolución de la tecnología se ha quedado obsoleta y vulnerable.

El punto débil de esta cerradura, como bien saben los cerrajeros, está constituido, de hecho, por la escasa resistencia a los intentos de robo: la entrada de la llave, que resulta muy grande, permite a los ladrones introducir en su interior sin demasiada dificultad herramientas de manipulación.

La cerradura de cilindro europeo
La cerradura de cilindro es la que tiene, de hecho, el cilindro, considerado el alma misma de la cerradura.

El cilindro europeo hace que esta cerradura sea mucho más segura que la de doble paletón porque:

– ​Tiene ranuras más estrechas que dificultan la introducción de herramientas de robo

– Garantiza más solidez y resistencia al estar dotado de refuerzos antitaladro y antigolpe

– Complica el duplicado de las llaves, ya que sólo se pueden obtener en centros autorizados tras mostrar la prueba de propiedad

Existe una gran variedad de tamaños y modelos de cilindros en el mercado que pueden combinarse con otros sistemas de seguridad en la misma puerta.

Es muy importante comprobar en primer lugar el número de ciclos de apertura y cierre, y la presencia de certificaciones:

– La certificación antitaladro, es la que se otorga al cilindro equipado con un pasador antipinchazos

– la certificación anti-picking, es para el cilindro que impide el picking, es decir, la apertura por manipulación

– La certificación antibumping, se otorga a un cilindro que impide el bumping, es decir, la apertura con una llave falsa

Pero, ¿cuáles son los diferentes tipos de cilindros? ¿Y cuáles son las mejores cerraduras europeas de última generación?

Tipos de cilindros europeos
Los tipos de cilindros más comunes son los siguientes:

– Cilindro europeo con tarjeta, es decir, con una tarjeta que certifica la propiedad y permite la duplicación controlada de llaves en centros autorizados

– Cilindro europeo blindado y a prueba de roturas, resultante de la combinación de un cilindro europeo certificado con un defensor a prueba de roturas

– Cilindro reconfigurable y reprogramable, diseñado para apartamentos de alquiler o Bed&Breakfast, ya que se puede modificar de forma rápida e independiente para utilizar un nuevo juego de llaves, sin tener que sustituir el propio cilindro

– Cilindro maestro europeo, caracterizado por una sola llave que puede abrir dos o más cilindros.

En conclusión, la principal diferencia entre la cerradura de doble paletón y la cerradura de cilindro radica en la estructura: dado que la cerradura de doble paletón suele estar formada por un solo cuerpo, se adquiere, se monta y, eventualmente, se sustituye como un todo; por tanto, carece de la intercambiabilidad del mecanismo de apertura de la cerradura de cilindro europea.

Cómo cambiar la cerradura de la puerta de seguridad
¿Qué diferencia hay entre cambiar el cilindro y cambiar toda la cerradura?

Es fácil confundir los dos conceptos y, a menudo, las personas confunden las dos operaciones:

Antes de avisar a un cerrajero hay que tener en cuenta la diferencia del trabajo a realizar según el tipo de trabajo.

El cambio del cilindro es una operación sencilla y rápida que consiste en desmontar algunas piezas para retirar el cilindro viejo o dañado y volver a montarlo con el nuevo cilindro insertado.

El cambio de toda la cerradura requiere una serie de operaciones mucho más largas y laboriosas por parte de los cerrajeros:

– Desmontaje de la puerta de las bisagras

– Desmontar los paneles de madera y la cerradura

– Sustitución por una nueva cerradura

– Preparación del nuevo cilindro y del defensor

En general, para entender el tipo de intervención que se va a realizar, hay que tener en cuenta que:

– Es necesario sustituir toda la cerradura si se desea transformar la cerradura de doble paletón en una cerradura de cilindro

– Es necesario sustituir el cilindro si se tiene una cerradura de cilindro y la llave no encaja o no gira correctamente

Cerradura de puerta blindada bloqueada
Cuando la puerta de seguridad se bloquea, la llave ya no gira: el error más común es forzar la llave para que gire.

Este gesto podría provocar la deformación o incluso la rotura de la llave y, por tanto, empeorar el estado del cilindro.

En general, la cerradura de doble paletón puede bloquearse debido a la edad, el desgaste o el mal mantenimiento: Un mal mantenimiento puede ser el resultado de cerraduras que nunca han sido lubricadas o que han sido engrasadas con productos grasos que, al atrapar incluso el polvo, han impedido el deslizamiento regular de las gargantas.

Cómo desbloquear la cerradura: las 5 causas y soluciones
En detalle, si la cerradura se bloquea, la llave no gira y es imposible abrir la puerta de seguridad, las causas podrían ser las siguientes:

Llave atascada en la cerradura
La llave podría estar atascada en la cerradura: las llaves modernas tienen pequeños agujeros que pueden estar obstruidos por la suciedad y el óxido. Para solucionar este problema puede ser útil lubricar la cerradura con un producto específico. Es fundamental no utilizar nunca aceite porque atrae el polvo y forma una pasta que, lejos de solucionar el problema, lo complicará aún más.

Llave insertada en el interior de la puerta
Si alguien introduce una llave desde el interior, no se puede girar el cilindro desde el exterior, por lo que en este caso bastaría con pedir a la persona que está dentro retirar la llave introducida en la puerta de seguridad.

Llave rota en la cerradura
Es posible que la llave se haya roto dentro de la cerradura, en cuyo caso hay que extraerla, para lo que se necesitarán los servicios de un cerrajero profesional.

La puerta de seguridad necesita ser ajustada
Es posible que haya que ajustar la puerta de seguridad; si, con la puerta abierta, la llave no se resiste a girar, entonces sólo hay que ajustarla. Si se resiste incluso con la puerta abierta, hay que revisar la cerradura.

Cilindro europeo dañado
Si el cilindro ha sido forzado o es antiguo, puede haber sufrido ligeras modificaciones estructurales que no permitan su apertura.

La única solución en este caso es llamar a un cerrajero que, para abrir la puerta de seguridad, se verá obligado a taladrar el cilindro que luego tendrá que sustituir.

Conclusiones
En conclusión, a la hora de planificar la compra de una puerta de seguridad, si se quieren obtener buenos niveles de seguridad, se deben elegir cerraduras con cilindros europeos y defensas de la más alta calidad, capaces de garantizar la seguridad y también la durabilidad en el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *