Aluvidal recomienda los toldos de aluminio para resguardarse del sol

Aluvidal, la empresa zaragozana especializada en soluciones del aluminio recomienda, con la llegada del calor y del buen tiempo, la instalación de toldos de aluminio.

Es agradable la llegada del calor, la luz que entra a través de las ventanas o cristaleras a los hogares, oficinas o comercios invade el espacio alegrando e iluminando las estancias. Pero con el paso de los días y el aumento de la intensidad del calor, esa complaciente sensación se convierte en un ahogo, puesto que el incremento de las temperaturas provoca que los lugares donde el impacto del sol es más directo se conviertan en zonas “non gratas”.

La solución para evitar que ciertas estancias se conviertan en zonas muertas o en las que no se pueda vivir durante la época estival pasa por protegerlas de la luz directa del sol, para reducir así unos grados la temperatura ambiente.

Y la mejor solución para oscurecer las zonas es el uso de los toldos. En el mercado hay diferentes tipos de ellos y los podrá encontrar fijos o retráctiles. Aluvidal recomiendan dos tipos:

– Toldos de punto recto. Ideales para colocar en espacios como ventanas, debido a la simplicidad de su colocación. Este tipo de toldo es fijo.

– Toldos de aluminio de brazo extensible. Perfectos para comercios o terrazas. Consta de un brazo que se extiende a la vez que se estira la tela, quedando escondido debajo de ella.

El sistema de toldo retráctil es de fácil y rápida instalación, sin que ello suponga un gran inconveniente para el cliente. Así mismo se puede elegir entre sistemas de extensión manual o sistemas motorizados, mucho más prácticos.

Otra de las características de los toldos de aluminio retráctiles es la incorporación de un sistema de sensor de viento, lluvia y sol, con el que proteger la lona y el sistema de extensión de las inclemencias del tiempo. También disponen de un cofre donde se resguarda del aire libre una vez plegado. Aunque todas estas características sean opcionales, si son recomendables.

Uno de los aspectos a tener también en cuenta a la hora de instalarlo, es el tipo de lona. Hay diferentes colores, tejidos y acabados, que pueden ser perfectamente combinables con el lacado de la estructura de aluminio, ya que se pueden adaptar y hacer a juego del tejido.

Elija el sistema que elija, instalar un toldo en su hogar o negocio es una apuesta segura, con la que ahorrará en factura de la luz y contribuirá a la reducción de CO2 a la atmósfera, al no tener que encender el climatizador tanto tiempo. Con la instalación de este sistema, al mismo tiempo, protegerá sus muebles de los rayos UV del sol, y recuperará ambientes de su vivienda o comercio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *