Lomosa Movilidad apuesta por un revolucionario método de renting de bicicletas para reparto y mensajería

De un tiempo a esta parte, los servicios de reparto y mensajería a domicilio son cada vez más requeridos por una sociedad que, por distintos motivos, se apunta a la comodidad de solicitar una prestación cada vez más extendida, máxime durante estos últimos meses de pandemia, en los que su función ha cobrado más importancia si cabe.

Como es lógico, el aumento de desplazamientos con vehículos a motor supuso un quebradero de cabeza en términos medioambientales, además de un gasto extra para las empresas encargadas de la distribución en sí. Por eso, en poco tiempo los ciclomotores han empezado a ceder su espacio a las bicicletas tanto convencionales como eléctricas; un medio de transporte que conserva las ventajas de su predecesor y que, además, no contamina tanto.

En este sentido, en Lomosa Movilidad han captado muy bien el mensaje y han sabido interpretar a la perfección el contexto y la situación actuales para hacer frente a la ingente demanda de vehículos ‘verdes’. De esta manera, han puesto en marcha un servicio de renting de bicicletas de reparto y mensajería que ayude a crecer a cada negocio en función de sus necesidades, disponible en https://www.lomosamovilidad.com/renting-bicicletas-reparto/.

Se trata de una clara apuesta por la movilidad sostenible con la creación de un catálogo de bicicletas eléctricas, bicicletas de carga (cargobikes), triciclos de carga y adaptadores especiales con los que poder convertir cualquier bicicleta convencional en un triciclo de carga delantera listo para el transporte y el reparto de última milla, o lo que es lo mismo, centrado en el último trayecto que ha de realizarse para la entrega final una vez que los paquetes se han agrupado y están listos para su distribución por la ciudad correspondiente.

Lomosa Movilidad ofrece así un renting o alquiler a medio o largo plazo cuyo objetivo es ahorrar todo lo posible y evitar los problemas que puedan surgir en cuanto a mantenimiento, averías y demás necesidades técnicas aportando soluciones concretas y específicas para cada cliente.

Esta flota de vehículos cuenta con distintos modelos de bicicleta con características adaptadas a los requisitos de cada actividad (diversidad de capacidad en litros y baterías, tipos de manillar y sillín, etc.) Y, por supuesto, se trata de un servicio ‘a la carta’ en el que cada cliente elige lo que necesita en función de sus exigencias y recibe un trato personalizado en el que se incluyen soluciones financieras para evitar los grandes desembolsos lógicos derivados de la creación de una flota logística desde cero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *