La idiosincrasia latinoamericana reunida en un libro absorbente

Pocos libros reúnen la sabiduría y la cultura principal de una región como Latinoamérica, que tanto ha aportado en tantas disciplinas del saber.

Inspirado en las enseñanzas de Confucio a sus discípulos, Tito Hernández concluyó que de la misma manera que el pensador chino puso de manifiesto un subconsciente colectivo oriental, Latinoamérica también poseía un conocimiento y forma de pensamiento particular y característico que solo puede originarse allí.

Tras su investigación y clasificación de determinados escritores latinoamericanos imprescindibles para los cimientos y la construcción de la producción literaria, publicó finalmente El pensamiento Latinoamericano.

A modo de enciclopedia Tito Hernández reúne un catálogo esencial de escritores latinoamericanos en donde realiza una pequeña biografía para contextualizar al lector, incluyendo la bibliografía de cada autor, así como diversos apotegmas que harán reflexionar al lector y avivar todo su conocimiento literario.

“Existen distintos propósitos cuando leemos literatura. Todos son importantes porque inclusive leer por leer ya es bastante, como se dice popularmente “algo queda”. Hay quienes leen para recrearse o sea como el que viaja para contemplar o conocer el paisaje citadino, histórico o rural, por ejemplo. Los que leen para cultivarse, entonces tratan de comprender la estructura o preceptiva hasta lograr refinamiento cultural”.

Esta recopilación que ha construido Tito Hernández recupera la principal obra de muchos de los escritores que han influenciado la literatura tanto en el continente americano como al otro lado del charco. Como Julio Cortázar, Onetti, Ernesto Sábato, Vargas Llosa o Juan Rulfo. Pero también rescata la presencia de otros tanto que no han tenido su mismo alcance.

Por lo que el libro de Tito Hernández se trata de un texto enriquecedor e indispensable para todo aquel que quiera adentrarse en la literatura latinoamericana, así como para todos aquellos bibliófagos que quieran saber más acerca de esta selección de escritores.

“Además, a través de este libro intento demostrar o divulgar que los latinoamericanos también tienen importantes filósofos o pensadores como los hay en otros continentes. De suerte que es una especie de invitación a integrar con este humilde trabajo sus aportes filosóficos al pensamiento universal. Habrá los que eventualmente digan que la filosofía se presenta a través de disquisiciones, sin embargo, no necesariamente es así como en el caso de los aforismos de Asia u Oriente medio”.

Consultar El pensamiento Latinoamericano es acercarse a la forma de vida y de creencia de Latinoamérica que conforman parte de su idiosincrasia. Un título indispensable al que regresar tantas veces como se quiera ampliar el conocimiento literario y la bibliografía propia de los autores que componen este volumen. Tales como: Alejo Carpentier y Valmon, José Rafael Hernández y Pueyrredón, Lucila de María del Perpetuo Socorro Godoy Alcayaga y Vargas Vila Bonilla entre otros.

Cada una de las páginas encierran una reflexión vital que constituyen el saber popular gracias a las enseñanzas de estos grandes literatos imprescindibles para nutrir aquellos cerebros deseosos de cultura y pensamiento.

“Entonces resolví hacer talleres con mis discípulos para que las clases resultaran de mejor provecho y más amenas. Recreábamos fragmentos de las obras en el sentido de que tal evento podía narrarse de distintas maneras y así fuimos descubriendo estilos de los escritores. Eso desde luego se convirtió en un inmenso reto para mí porque me obligó a leer en profundidad a los escritores, a escrutarlos línea por línea, párrafos por párrafos lo cual dio como resultado que encontré muy agradable esa paciente y dispendiosa labor. Subrayaba y tomaba apuntes y notas repentinas. Por esa vía me dediqué a escrudiñar biografías, escuchar o leer conferencias, entrevistas, ensayos. De ese modo obtuve el contenido del libro”.

Un buen libro que hace las veces de aquel mejor amigo siempre dispuesto a dar un buen consejo en aquellos momentos de abandono y de desubicación. Pues tal y como dijo el escritor argentino, y figura esencial en la literatura, Jorge Luis Borges: “De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo. Solo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *