El CGCFE reivindica la consolidación del papel de la Fisioterapia en Atención Temprana

La Atención Temprana tiene sus inicios en los años 70 y, especialmente, en los años 80, con diferente desarrollo en cada una de las Comunidades Autónomas. Se dedica a englobar los procedimientos que facilitan el desarrollo y adquisición de habilidades en bebés y primera infancia (hasta los 6 años), con discapacidades o riesgo de sufrirlas.

Los objetivos de la AT son reducir los efectos de diversos trastornos, optimizar el desarrollo y autonomía de los niños, reducir posibles efectos secundarios, cubrir las necesidades de la familia y el menor, así como garantizar una atención individualizada e integral, entre otros.

La fisioterapia es una de las varias disciplinas en las que se sustenta la AT, siendo el fisioterapeuta un componente activo y fundamental en los equipos de intervención, para comprender la problemática del menor, considerando sus capacidades y su entorno.

Los diagnósticos son amplios y permiten englobar alteraciones en el desarrollo psicomotor, afectaciones motoras degenerativas o no degenerativas, afecciones respiratorias, etc. El fisioterapeuta colabora activamente junto con otros profesionales (psicólogos, logopedas, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales, etc.), puesto que la coordinación entre disciplinas es fundamental para garantizar el éxito de la intervención.

Sin embargo, a pesar de la importancia de la AT, en España no hay un consenso suficiente entre las diferentes CCAA y se desarrolla según sus diferentes competencias. Siguen existiendo deficiencias como listas de espera, falta de medios o falta de criterios de intervención homogéneos.

La figura del fisioterapeuta en AT debe seguir consolidándose, como profesional de la salud que diagnostica desde una vertiente funcional, promueve la adquisición y desarrollo de actividades funcionales, fortalece las competencias de los padres y favorece la integración de los niños. Además, el fisioterapeuta asume, en muchas ocasiones, un rol de liderazgo, gestión y dirección, sin olvidar su labor investigadora.

En este sentido, la colaboración entre profesionales y familias es el mejor enfoque en la intervención de AT y es imprescindible para su efectividad. La colaboración exitosa se basa en escuchar a las familias, fomentar la experiencia de los padres, así como promover la toma de decisiones.

El Consejo General de Colegios de Fisioterapeutas de España (CGCFE) cuenta con un Grupo de Trabajo de Fisioterapia en Educación y Atención Temprana desde el año 2018 y elaboró un documento marco sobre Fisioterapia en Atención Temprana en 2020; un referente institucional de consulta para definir las mejores estrategias en esta temática, fortaleciendo las competencias de la Fisioterapia y ayudando a disminuir las brechas y la desigualdad en las intervenciones tempranas de los diversos territorios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *