Mahatma Play: El verano para estimular el crecimiento cognitivo de los más pequeños

No está siendo nada sencillo ser capaces de que los más pequeños puedan desarrollar de forma normalizada su desarrollo cognitivo.

Frente al mensaje de comparte tradicional, la pandemia trajo un aislamiento que ha pasado factura en la forma de relacionarse de los niños entre 3-5 años que se vieron, de repente, privados de acudir a centros lúdicos, a cumpleaños, e incluso a escuelas y campamentos infantiles.

Y, ahora, con más tiempo, es el momento de ponerse a trabajar, como siempre de forma lúdica en su crecimiento cognitivo, apostando por juegos de construcción y de manualidades que fomenten la imaginación, la visión espacial, la comprensión y, sobre todo, el tiempo de calidad en familia.

“Aunque cada vez los padres están más involucrados en la selección consciente de juguetes que desarrollen ciertas capacidades en los más pequeños mientras les entretienen, este verano va a ser clave para muchos para poder avanzar en competencias que, al no poder desarrollarlas en las escuelas infantiles, se han visto retrasadas”, explican desde Mahatma Play, una de las tiendas online de juegos educativos que más cuidado ha puesto en su catálogo.

Además, la tendencia actual a la apuesta parental por juegos ecológicos sirve también para concienciar, de forma natural, desde pequeños al uso de materiales que sirvan para mejorar también el impacto medioambiental.

Juegos de mesa que reúnen a la familia y fomentan la imaginación hay muchos, pero existen dos o tres que actualmente están en boca de todos. Uno de los más divertidos tiene que ver con dados y creación de historias, algo que para las competencias de los niños de 5-6 años es vital para que puedan crear frases más complejas y comunicarse de una forma más eficaz.

Aunque ese tipo de juego es viable para los más pequeños ya que los lleva a crear historias, en su nivel, disparatadas con las que reír con toda la familia y seguir fomentando la fiesta.

“Según explican los psicólogos el acompañar hasta la adolescencia a los niños fomentando ciertas disciplinas de forma gamificada es vital para que lleguen a la edad adulta con capacidades de relación, solución y emoción sanas y hábiles. Es cierto que a partir de cierta edad se pasa más a los juegos interactivos y a través de pantallas, pero siempre queda el buscar el momento de disfrute familiar”, explican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *