Las aventuras de Elliot regresan de la mano de Joaquín Londaiz Montiel en 'Elliot Tomclyde'

El escritor Joaquín Londaiz Montiel vuelve a ofrecer al público una de sus sagas más famosas y mágicas: Elliot Tomclyde. El primer libro de esta pentalogía, que tiene como título Elliot Tomclyde, nombre del joven que protagoniza la saga, está publicado por Torbellino de Letras.

El autor regresa con esta historia de fantasía middle grade en la que Elliot, un joven de doce años, descubre que tiene poderes mágicos relacionados con los elementos en un campamento de supervivencia al que asiste. Con ayuda de Goryn, un profesor de la escuela de magia que ejerce como su mentor, deberá asistir a Hiddenwood para aprender a usar sus poderes. Pero la presencia de un Tánatos, un personaje perverso, amenaza con quebrar la paz del mundo que Elliot acaba de conocer. Con ayuda de sus nuevos amigos Eric, Sheila, el fantasma Úter, el duende Gifu y el gnomo Merak, Elliot deberá enfrentarse a él y recuperar la Flor de la Armonía de sus garras antes de que estalle el caos.

Joaquín Londaiz Montiel construye un mundo mágico situado en Canadá, donde los personajes viajan a través de los espejos y donde cada uno de los elementos se estudia en una escuela distinta en diferentes puntos del planeta Tierra. Esta cercanía con la realidad acerca a los lectores a imaginar que la magia está más cerca de lo que creen, y dota a la obra de originalidad e ingenio.

“Me atraía la idea de crear un mundo mágico creíble, accesible, etc. Para eso, era importante que estuviese vinculado a nuestro propio mundo. En otras historias, los mundos fantásticos no tienen ningún vínculo con el mundo en el que vivimos y son lugares completamente desconocidos, novedosos, inventados. No es el caso del mundo elemental. De ahí que la historia comience con un muchacho que vive en una ciudad real de nuestro planeta”.

Elliot se encuentra con sus amigos en un campamento de supervivencia cuando una noche ve en el bosque a unos seres mágicos colgando de los pies a una niña. Elliot sale en su defensa y la niña huye cuando se da cuenta de que Elliot es un humano, pero que, sin embargo, puede ver a los seres de su mundo. Este es el acontecimiento que ocasiona que Goryn se presente ante él y decida llevarlo ante el Consejo de los Elementales, un grupo formado por los máximos representantes de cada uno de los elementos. En la prueba se descubrirá que Elliot posee poderes sobre los cuatro elementos. Este hecho hace que la figura de «el elegido» cobre fuerza y mantenga en expectación a los lectores a lo largo de la lectura para averiguar el porqué y si este motivo tiene algo que ver con un descendiente de Elliot al que acusaron de traidor y privaron de magia.

“Elliot es un muchacho de doce años que un buen día descubre que tiene poderes asociados a los elementos. A partir de ahí, su vida da un giro, pues también se entera que un antepasado suyo fue un hechicero que perdió sus poderes. Por eso su sitio está en el mundo de los elementales. Además, es un chico muy especial ya que, mientras los elementales suelen estar vinculados a un único elemento, Elliot va a tener capacidad sobre todos ellos”.

En Elliot Tomclyde, el autor se centra especialmente en el elemento Tierra. Así pues, no es de extrañar que recurra a la aparición de seres mágicos como elfos, gnomos, duendes, hadas y demás seres del bosque para crear una división entre el mundo humano y el fantástico. Esto ayuda a visualizar un entorno que evoca a los grandes cuentos clásicos en los que los personajes son criaturas mágicas.

Con un estilo fresco, divertido e intrépido, Joaquín Londaiz Montiel sumerge a los lectores en una arriesgada y divertida aventura junto a Elliot en su primera lucha contra Tánatos, este malvado villano que odia el apellido Tomclyde, y en la que deberá restablecer la paz mágica del universo al que se ve arrastrado.

La capacidad del escritor para construir un mundo tan creativo y unos personajes tan entrañables como chispeantes hacen de esta novela una obra necesaria para que los pequeños se adentren en el mundo de la lectura y aprendan a desarrollar su imaginación y descubran que la magia siempre está presente, aunque permanezca escondida.

“Una de las cosas que más me ha animado a relanzar esta colección son los numerosos comentarios que me han hecho llegar diciéndome que un niño no leía nada y que con Elliot sí se había enganchado a la lectura. Aunque esto solo suceda con uno más, el esfuerzo habrá merecido la pena”.

Sin duda, una obra muy original y atractiva, ideal para los lectores de autores como C. S. Lewis, Tony DiTerlizzi o J. K. Rowling.

La novela de Joaquín Londaiz Montiel ya está disponible en las librerías online para todo aquel público, en especial a partir de 12 años, que quiera volver a vivir estas fantásticas aventuras o descubrirlas por primera vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *