El Hospital Virgen de la Arrixaca, uno de los cuatro centros españoles en contar con un ciclotrón

La Consejería de Sanidad murciana ha instalado en el Hospital Virgen de la Arrixaca un ciclotrón para proveer de radiofármacos a los dos PET-TAC existentes en la Región, lo que redundará en una mejora notable en la atención a los pacientes que precisan de este tipo de medicamentos.

Un ciclotrón es un acelerador de partículas de trayectoria circular que se utiliza para bombardear núcleos de determinados átomos, con el fin de obtener artificialmente isótopos radiactivos de uso médico. La tomografía por emisión de positrones (PET) detecta la aparición temprana de una enfermedad antes de que sea evidente con otros exámenes por imagen.

La consejera de Sanidad, Encarna Guillén, visitó hoy las instalaciones del ciclotrón, donde destacó la importancia de esta nueva infraestructura, “que evitará que pacientes de cardiología, neurología y oncología, entre otros, tengan que esperar la llegada de estos radiofármacos desde Zaragoza, Barcelona o Madrid como sucedía hasta ahora”.

En la Región existen dos PET-TAC, ubicados en los hospitales de la Arrixaca y Santa Lucía, que realizan casi 6.000 exploraciones anuales con radiofármacos suministrados con el ciclotrón, que hasta ahora se adquirían fuera de la Comunidad con un coste de 1,2 millones de euros al año.

Hasta el 30 de junio de 2016 se han realizado 1.839 pruebas PET-TAC y se estima que al finalizar el año se habrán realizado unos 3.500 aproximadamente en la Arrixaca, y otras 2.400 al año en Santa Lucía.

Hasta ahora, en España solo disponían de Radiofarmacia para PET en sus instalaciones cuatro hospitales (la Clínica Universitaria de Navarra y tres hospitales públicos: Marqués de Valdecilla de Santander, Infanta Cristina de Badajoz y el Clínico de Santiago de Compostela). A partir de septiembre entrará en funcionamiento el nuevo ciclotrón en Murcia.

Guillén resaltó que la puesta en funcionamiento del ciclotrón supondrá, además, “un importante beneficio para la investigación biosanitaria, toda vez que el potencial investigador de esta tecnología está a disposición de los profesionales sanitarios y de los investigadores tanto del Instituto Murciano de Investigación Biosanitaria como de las universidades de la Región”. Dentro de las instalaciones del ciclotrón se ha acometido la construcción de una segunda Unidad de Producción de medicamentos PET, independiente de la de producción para uso exclusivo de investigación.

El principal radiofármaco que se sintetiza actualmente en este tipo de instalaciones es la 18FDG (análogo de la glucosa) que permite, una vez inyectado al paciente, detectar la existencia o no de tumores, su localización y extensión.

Así, los fármacos obtenidos facilitan el diagnóstico y tratamiento de los enfermos mediante el uso de las cámaras PET-TAC, no sólo en enfermedades oncológicas sino también en cardiovasculares y neurológicas. Hoy hay muchos radiofármacos autorizados para uso clínico, además de la 18FDG, fruto todos ellos de los avances científicos en este campo.

Impacto asistencial
La principal limitación de los radiofármacos es su caducidad muy reducida. Por ello, instalar el centro productor en el hospital donde se efectúan los estudios diagnósticos resulta un factor determinante en la calidad del proceso asistencial, pues elimina el riesgo de suspensión de pruebas por incidencias en la fabricación o el transporte y permite el empleo de moléculas marcadas con radionúclidos de muy corto periodo de semi-desintegración (inferior a 10 minutos) cuya utilización sería inviable en otras circunstancias.

La lejanía del centro productor de radiofármacos del hospital introduce limitaciones logísticas, presupuestarias y técnicas como su elevado coste, difícil accesibilidad y caducidades limitantes que impiden el desarrollo de su auténtico potencial.

Hasta ahora el suministro de los radiofármacos ha procedido de empresas externas que los producen en otros lugares de la geografía nacional. En el caso de Murcia los ciclotrones más próximos están a distancias superiores a 400 kilómetros, con la consiguiente pérdida de tres veces el valor inicial de la dosis sólo en transporte solo en el caso de los radiofármacos de mayor caducidad.

La disponibilidad del nuevo ciclotrón instalado en la Región, junto a la construcción de las instalaciones donde se ubica, supone una inversión de 15.373.540 euros en un plazo de 15 años, a lo que se suman otros 5.250.000 euros ya invertidos en las instalaciones del hospital de la Arrixaca por la empresa adjudicataria, de los cuales 1,5 millones corresponden al ciclotrón, 1,3 millones a la obra civil del edificio del centro productor de radiofármacos y bunker del ciclotrón y otros 2,2 millones a laboratorios de producción e investigación, lo que suma un total de más de 20 millones de euros.

El Contenido de este comunicado fue publicado primero en la web de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia (CARM)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *