España se sitúa en el mapa de la innovación financiera

La inversión en empresas españolas pertenecientes al sector de las FinTech se incrementó en un 57% a lo largo del 2015 según Startupxplore. Con ello, se confirma que las empresas tecnológicas del sector financiero están viviendo una edad de oro. Esto se debe al auge que están viviendo los préstamos entre personas a través de plataformas (sin intermediarios bancarios), métodos de pago a través del móvil o con bitcoins, sin olvidar las empresas de financiación con crowdfunding. Por tanto, más inversores quieren participar en estos proyectos. Además casi el 10% de la inversión en startups españolas durante el año 2015 se dirigió al sector financiero y tecnológico. De acuerdo con los datos en España existen actualmente 125 empresas clasificadas como fintech, la mayoría localizadas en Madrid (56%).

De todas formas, España se encuentra muy alejada de las 500 startups financieras que operan en Londres. Aunque este crecimiento tan prometedor no va a desbancar, por el momento, al Reino Unido del pódium en inversiones de este tipo de tecnología ya se pueden observar los primeros pasos que se han dado en España durante la primera mitad del 2016 para visibilizar este nuevo sector y conseguir regularizarlo.

1.En marzo surgió la Asociación Española de FinTech e InsurTech que pretende favorecer el desarrollo de las startups en el ámbito de las finanzas y de los seguros. Pretende erigirse como un lugar de encuentro entre los profesionales del sector para encontrar apoyo e impulsar la cooperación. Según esta institución, durante el 2016 la inversión en tecnología del ámbito financiero puede multiplicarse por tres.

Si bien es cierto, que la alta densidad de bancos en nuestro país puede ralentizar la implantación de estas nuevas plataformas. Aún así muchas entidades están apostando también por estas tecnologías en su camino hacia la transformación digital.

2.En octubre la Asociación Española de FinTech e InsurTech (AEFI) creará el Libro Blanco un documento donde se plasman todas las necesidades regulatorias para acabar con el vacío legal que actualmente se vive en España con respecto a las FinTech. El objetivo es presentar esta herramienta ante la Administración como herramienta para proponer un marco legal que se ajuste a la normativa europea.

Las actividades que abarcan las fintech aglutinan tanto servicios de asesoramiento y gestión patrimonial (robo-advisors), finanzas personales, financiación alternativa (crowdfunding y crowdlending), servicios transaccionales y de divisas, medios de pago, insurtech, identificación online de clientes y blockchain (bitcoins).

Foster Swiss no se quiere quedar atrás y por eso en mayo de este año creó su propia solución fintech, IFF Trading, un trading online para el mercado de divisas lanzado al público latinoamericano que esté interesado en constituir un bróker del tipo Market maker o creador de mercado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *