Una jornada de voluntariado para colocar cajas nido para pájaros insectívoros

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, a través del Organismo Autónomo Parques Nacionales, ha iniciado un nuevo Programa de hacenderas o actividades de voluntariado para este verano, que desarrolla el Centro Nacional de Educación Ambiental (CENEAM), de Valsaín (Segovia). En este marco, tendrá lugar el próximo viernes 11 de julio una Jornada para adecuar y colocar cajas nido para aves insectívoras.

Las tareas a realizar incluirán la preparación de las cajas nido y su colocación en zonas cercanas al CENEAM.  Cada caja contará con una ficha para facilitar su posterior limpieza, mantenimiento y seguimiento. 

La creación de cajas-nido tiene como objetivo ayudar a pequeños pájaros trogloditas facilitando un lugar para que críen y se protejan. Estas aves emplean los agujeros que hay en los árboles, por lo general en troncos gruesos y viejos que, en muchos casos, han desaparecido en muchos de nuestros bosques. La solución es fabricar “agujeros artificiales”, y en este sentido la estrategia más común es la colocación de cajas-nido.

En la construcción de la caja-nido hay que tomar en cuenta varios factores importantes. Tanto el tamaño de la caja como el de el agujero de entradadeben ser acordes a la especie que queremos que albergue. El tamaño de la entrada impide que la caja sea ocupada por otras especies de mayor tamaño o que tengan acceso a los huevos y pollos algunos depredadores como las urracas o los picapinos. 

En este caso se trata de favorecer a especies como el carbonero común, herrerillo común o papamoscas cerrojillo, entre otros. Estos pajarillos, además de por su presencia y su canto, son fundamentales pues constituyen un importante control para las plagas de insectos al ser estos su principal fuente de alimento. Son capaces de consumir, cada una, 2?5 kg de insectos al año, por lo que pueden considerarse como auténticos insecticidas biológicos, que controlan el avance de plagas, como el de algunas especies de orugas que afectan a los árboles del entorno.

Estas aves son fundamentales para el mantenimiento del equilibrio ecológico, ya que durante su estancia invernal, al disminuir en esta época el número de insectos, complementan su dieta con los frutos que les ofrecen las plantas y las extienden a través de la excreción de las semillas. 

Reserva de plaza
Esta actividad estará dirigida por técnicos del CENEAM que explicarán previamente los objetivos y la utilidad de la intervención y las técnicas de trabajo. Para participar será necesario inscribirse previamente. Los grupos tendrán un tamaño máximo de 15 personas. Las inscripciones se pueden hacer llamando al 921473880, en horario de 9:00 a 14:00 (de lunes a viernes).

Se puede igualmente reservar plaza mandando un correo electrónico a la dirección paseos.ceneam@oapn.es. El CENEAM confirmará la recepción del correo y la disponibilidad de plazas. 

Nuevo programa de hacenderas
El CENEAM inicia este año estas actividades de voluntariado, como experiencia piloto, para desarrollar trabajos prácticos de mejora ambiental y conciencia ciudadana. Este programa de hacenderas abre una nueva vía de participación en la mejora de la Sierra de Guadarrama, a través de la colaboración ciudadana en tareas prácticas de conservación. Con ello se pretende tejer un compromiso tangible de las personas con el territorio, propiciando nuevas formas de relación con el medio natural y con la gente.

Las actividades se realizarán en el entorno del CENEAM, en el valle de Valsaín, en la vertiente norte de la Sierra de Guadarrama. Están previstas un total de 9 jornadas de trabajo de una mañana de duración (9:30 – 14:00) repartidas en los meses de julio y agosto, en días laborables.

El contenido de este comunicado fue publicado primero en la página web de CEDEX

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *