Las películas y su influencia en nuestras vidas

Las películas tiene efectos impresionantes en las emociones de las personas, despiertan desde la mayor de las alegrías hasta la más profunda tristeza. Diversos estudios han demostrado, mediante experimentos con películas tristes, de terror, de aventuras, de acción e infantiles, cómo reaccionan las personas, cómo se sienten antes, durante y después de la experiencia, y los resultados, aunque son bastante variados de acuerdo a la personalidad de las personas, también hay patrones que si se mantuvieron en los individuos y demostraron cuanto influye una estimulación visual y auditiva de las películas en las emociones.

Hay películas que en cada década han robado nuestros corazones y se han convertido en parte de nuestra historia, cómo por ejemplo lo fue por los años 2000 Forrest Gump, que logró conquistar múltiples audiencias y convertirse en una historia de vida peculiar que demuestra los altibajos de la vida, que cada instante de la vida cuenta mucho y que luchar por tus sueños siempre rinde sus frutos. Cuando una persona se decide a ver una película parece en principio un trabajo sencillo, pero a su vez debes estar decidido a que tipo de emoción quieres experimentar, ya sea con acción, ponerte alerta por películas de miedo, probar tu temple frente a dramas o pasar un rato divertido con la comedia.

El cine emociona y motiva diversas reacciones: las películas nos hacen reír, suspirar, gritar y llorar, por la sencilla razón que los actores, tras muchos ensayos y gracias a su habilidad y su talento, tienen la capacidad de provocar conmoción real en la audiencia, por ende, un buen actor se pierde a la vista del espectador entre lo real y lo ficticio, logrando ser el personaje que interpreta mientras lo está interpretando, por lo que está transmitiendo algo que es real aunque esté enmarcado en una historia de ficción.

Hay películas que constan de múltiples géneros o fusiones, como por ejemplo Arma Desnuda, que fue estrenada en el 2002 y causó furor por la acción y a la vez suspenso que contenían las escenas de la película, que hacía que los espectadores se mantuvieran pegados a la pantalla con ansiedad de lo que iba a ocurrir a medida que iba transcurriendo la película.

Las reacciones más comunes según los distintos géneros los detallamos a continuación:

Peleas: Causa ánimo porque generalmente los protagonistas vienen de menos a más y finalmente logran alzarse con la victoria mediante momentos de sufrimiento, lo que causa que el espectador vaya motivándose al logro que finalmente logra el actor Aventuras: Genera ansiedad, pero a su vez suspenso al no saber que elementos o peligros van a enfrentar los protagonistas, el factor sorpresa siempre está presenta en este tipo de películas Terror: Lo paranormal, controversial y la sorpresa son los verdaderos protagonistas de este género, causando en los espectadores un sentimiento de miedo irreal y a su vez un deseo por llegar al final para poder resolver la historia y tener la tranquilidad de que tendrá un final feliz, aunque en muchas de ellas no es así Infantiles: La comicidad, amistad, amor, fraternidad, buenas costumbres y compañerismo motivan las acciones de los personajes de este género, por ello son las favoritas de los más pequeños de la casa Drama: Tocan temas de la vida real, tristes y de momentos difíciles, lo que hace empatizar a los espectadores con los protagonistas e incluso generan la sensación de que las situaciones de la película pueden pasarle a cualquiera y llevan mucho a la reflexión.

Cuál sea la película que decidas ver en tus tiempos de ocio, recuerda las emociones que puedes experimentar de acuerdo al género que elijas, y así sabrás o al menos tendrás una idea más clara que lo que pueden causar en ti y en tus emociones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.