Nuevo sistema de Arelia para ahorro de gas y agua en la ducha

El temporizador es la mejor manera de impedir el derroche de agua, algo común cuando tratamos con adolescentes o también con algunas personas adultas que aman estar horas relajándose bajo la ducha, perdiendo muchas veces la noción del tiempo. Con el uso del temporizador se puede establecer un límite en el consumo de agua y gas, cortando el caudal totalmente cuando se llega al lapso de minutos definido.

Es decir, que cuando hayan transcurrido los minutos estimados, el grifo se cerrará de manera automática, lo que se traduce en un gran ahorro de agua y gas, evitando los descuidos frecuentes de dejar la llave de agua abierta durante largo tiempo. Con el uso del temporizador se elimina una preocupación de encima, pues el grifo se encuentra programado para hacer todo el trabajo, frenando el despilfarro de energía y de agua. Esto también significa un ahorro de dinero.

¿Cómo funciona el temporizador de duchas Acqua Tempus?
Con este temporizador en particular se economizan dos recursos, tanto agua como gas, por eso su beneficio es doble. El limitador de consumo de duchas Acqua Tempus, consiste en un temporizador para limitar el consumo de agua y gas funciona básicamente bajo tres parámetros de tiempo:

  1. Tiempo de ducha: Se refiere al espacio de tiempo que la persona estará dentro de la ducha con el grifo abierto.
  2. Tiempo de enjabonado: Cuando el usuario cierra el grifo en mitad del baño para usar el jabón, lavar el cabello o cualquier otra actividad relacionada, el temporizador no descuenta el tiempo de ducha y al volver a abrir el grifo se reiniciará otra vez el tiempo de ducha hasta que este llegue al límite estimado (a cero).
  3. Tiempo de retardo: Se trata del tiempo que la ducha va a estar cerrada. Se contabiliza desde que un usuario finaliza su baño y el uso del grifo hasta el momento en el que esté disponible nuevamente para la siguiente ducha.

Como se puede observar su uso es sencillo, y así se puede regular el tiempo máximo de ducha. Con esta  herramienta los usuarios obtendrán la costumbre de tomar duchas cortas y se les hará saber el tiempo máximo de que disponen. Es una gran herramienta para obligar a la población a ahorrar agua y, sobre todo, gas, máxime con la guerra de Ucrania y sus efectos en la economía real.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.