Menú y hoteles accesibles para sordos gracias a una videollamada

“Quiero un crucero para disfrutar en familia durante una semana y sin preocuparme de nada”. La petición es muy clara pero no lo es tanto para una persona sorda que tiene infinidad de curiosidades y preguntas como cualquier viajero. Hay agencias que han entendido sus dificultades y han incorporado en sus oficinas el servicio de videointérprete que ofrece COMUNICAdos: Halcón Viajes (Paseo de las Delicias 68, Madrid y Avenida de Portugal, 6 en Móstoles) y Con Calma Viajes en Andrés Mellado 43, en Madrid. Un avance y todo un ejercicio de responsabilidad corporativa que no solo hace más fácil la vida a una persona sorda, sino también a su entorno. Algo que conoce a la perfección Antonio Vega, hijo de padres sordos y fundador de COMUNICAdos.

Adiós a las barreras y, por fin, en vacaciones
“Cuando era pequeño, gran parte de mi vida cotidiana estaba dedicada a ayudar a mis padres. Ir al médico o arreglar una avería del coche son cosas realmente sencillas pero no para una persona sorda cuando tiene que comunicarse con alguien que no lo es. Además, ahora pensamos que al estar todo escrito en páginas web o al poder utilizar un correo electrónico lo tienen más fácil pero no es realmente así ya que el lenguaje escrito y la lengua de signos difieren mucho”. Es uno de los motivos que animó a Antonio y a su mujer Inmaculada a fundar COMUNICAdos, una empresa que nace con el fin de garantizar la comunicación y la relación de la comunidad sorda con las empresas privadas e instituciones. Cuentan con un equipo de profesionales especializados en la atención y el servicio a las personas sordas, y con un servicio de videointerpretación. De esta manera, las personas sordas pueden resolver de una manera ágil y eficaz las distintas situaciones cotidianas en las que necesitan un intérprete y además permiten a las empresas acceder a un nuevo mercado necesitado de mensajes adaptados y adecuados a sus intereses y necesidades.

Ahora luchan por incorporarlo en todas las empresas
“He podido vivir en primera persona las limitaciones, dificultades y barreras tecnológicas con las que se encontraron mis padres a la hora de poder expresarse y comunicarse de manera efectiva con el resto de la sociedad”, recuerda Antonio. “Mi función y la de mi hermana, desde muy temprana edad, ha sido convertir sus palabras, sentimientos y pensamientos para que el mundo oyente pudiera responder y sobretodo comprender sus peticiones. Lamentablemente nuestra presencia no era habitual y se tenían que adaptar a nuestros horarios fuera de colegios y demás actividades, lo que provocaba serias dificultades para comunicarse ante cualquier necesidad básica como médicos, organismos oficiales, atención al cliente de cualquier empresa…”.

Pedir un menú en un restaurante puede parecer más sencillo, pero cuando se trata de pedir la carne al punto o explicar algún tipo de intolerancia todo se complica, sin olvidar el sentido de ridículo que muchas veces sienten cuando tienen que limitarse a señalar con el dedo. Algo que han entendido a la perfección en el Restaurante La Corte en La Avenida de las Nieves, 16 en Móstoles que también ha incorporado el servicio para que los clientes que padecen algún tipo de discapacacidad auditiva se sientan integrados.
 

¿Qué se consigue con este servicio?
COMUNICAdos pretender dar voz y oídos al millón de personas con problemas auditivos que hay en España. No se trata de un mero contacto entre la comunidad y las empresas e instituciones, sino de una vía que rompe las barreras de manera definitiva.

. Adaptan la información a la lengua de signos.
· Hacen accesible cualquier tipo de servicio que antes implicaba siempre la compañía de una persona para interpretar.
· Incentivan la participación de las personas sordas en la sociedad.
· Ofrecen atención al cliente, contrataciones, posventa…
· Cualquier necesidad de los usuarios es atendida por el departamento adecuado y se transmite al cliente.

Ya son más de 60 las empresas que se han sumado al proyecto y, entre ellas, hay empresas de lo más variado como tatuadores, odontólogos, nutricionistas, ópticas o veterinarios. Y con su paso no solo han conseguido mostrar su apoyo al colectivo de personas sordas sino que, además, su clientela ha aumentado no solo por quiénes utilizan su servicio de videointérpretes, sino también por los familiares y amigos que arrastran. El servicio cuesta al mes 39€.

En caso de querer sumarse solo hay que escribir a info@comunicados.es o llamar al teléfono 646 80 28 26.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *