Se prevé que aumente el número de empresas que accedan a las ayudas para empresas electrointensivas

La fuerte subida que está experimentando el precio de la electricidad está afectando especialmente a las empresas cuya actividad implica un consumo intensivo de electricidad. Y si bien este no es un problema nuevo, lo cierto es que a lo largo del año 2022 la situación se ha agravado considerablemente.

Para hacer frente a esta situación, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha elaborado un proyecto de Real Decreto que recoge una serie de interesantes cambios en las condiciones y obligaciones que rigen a los consumidores Certificados como Electrointensivos, y en los beneficios a los que pueden optar.

Para empezar, el proyecto de Real Decreto contempla la ampliación del número de códigos de actividad de las empresas que deseen optar al Certificado de empresa Electrointensiva.

Además, en el proyecto de real decreto, se plantea que los costes eléctricos de los consumidores electrointensivos deban representar por lo menos el 5% de su valor agregado bruto, en lugar del 10 % que se exige actualmente.

El proyecto de real decreto también contempla la eliminación de forma excepcional para el año 2022 de uno de los requisitos más restrictivos para optar a la certificación. Se trata de la condición que obliga a que las empresas hayan tenido un consumo por encima del 50% en el periodo tarifario valle (P6) en, al menos, dos de los tres años anteriores a la presentación de la solicitud.

Una de las consecuencias más importantes de todo lo anterior es que aumentaría el número de empresas que podrían beneficiarse de las ayudas contempladas para las empresas electrointensivas.

En lo que respecta a las ayudas, en el proyecto de real decreto, también se establece una distinción de la intensidad de la ayuda máxima a la que pueden acceder las empresas en función de si pertenecen a un sector en riesgo significativo o a un sector en riesgo.

Para empresas de los sectores en riesgo significativo, se mantiene el porcentaje del 85% de los costes subvencionables. Por su parte, las empresas de los sectores en riesgo, es decir, las de la nueva categoría susceptible de recibir ayudas, pueden optar a una ayuda base del 75% de los costes subvencionables.

Además, el proyecto de Real Decreto prevé una ayuda adicional para el año 2023 para los consumidores electrointensivos cuyos cargos de la factura supongan más del 0,5% de su valor añadido bruto para las empresas de un sector en riesgo significativo y del 1% para las empresas de un sector en riesgo.

En Ipsom, destacan la importancia que tienen las distintas ayudas para las empresas certificadas como electrointensivas. También quieren resaltar que los cambios en las ayudas y en las condiciones para acceder a las mismas que se observan en el proyecto de real decreto suponen un interesante paso en la dirección adecuada.

Como expertos en eficiencia energética y en gestión de ayudas, desde Ipsom, ponen a disposición de sus clientes toda la información y herramientas para solicitar, y acceder a estas y otras ayudas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.