Regalar ilusión con Megacity: las ventajas de hacer manualidades con un objetivo

Realizar acciones siempre con un fin. Este debería ser el objetivo de muchas familias a la hora de efectuar manualidades con sus hijos. Rotuladores, cartulinas y tijeras son aquellos materiales escolares que Megacity, papelería online con sede en Zaragoza, considera los productos esenciales para vivir experiencias inolvidables en aquellos hogares con niños. Pero igual de importante resulta redondear la faena una vez terminada la tarea.

¿Qué hacer con el resultado de horas de esfuerzo?
Una buena idea es regalar los dibujos y creaciones que niños (y jóvenes) han realizado en casa. En definitiva, una forma muy práctica de darle un uso a las manualidades y de que terceras personas aprecien el esfuerzo.

Los beneficios de regalar las manualidades
Existen varios motivos para no dejar en un cajón, apilar en una estantería o tirar las manualidades de los niños. Todos ellos mostrarán y fomentarán el esfuerzo y la motivación de los más pequeños de la casa, aprovechando el dinero invertido en el material comprado.

Además, es contagioso. Y es que, en definitiva, los peques también piden tiempo e ideas para hacer regalos caseros para abuelas y abuelos, tíos, amigos y profes. Por otro lado, implica diferentes ventajas para ellos:

– Fomenta al máximo el gusanillo de la creatividad. La creatividad en los niños se puede potenciar a través de algunos truquitos para que los hijos se distraigan. También para que las horas pasen de una forma más amena (lejos de las pantallas), beneficiándose claramente de todas las ventajas que conlleva ser una persona creativa en el mundo adulto.

– Son excelentes soluciones ante regalos tan recurrentes como los obsequios de cara al Día de la Madre. También al Día del Padre, San Valentín, cumpleaños de amigos y familiares, y una larga lista de situaciones de agradecimiento.

– Realizar manualidades engancha (y mucho). Y es que los más pequeños de la casa tendrán cada vez más ideas para hacer regalos caseros para abuelas y abuelos, amigos, primos e, incluso, profesores.

Darle un práctico uso a las creaciones de los niños, una buena idea
Otorgar una segunda oportunidad a las manualidades importa, y mucho. Porque las personas que las reciban apreciarán el cariño demostrado al pensar en ellas. Se trata de mucho más, que poco tiene que ver con entregar un simple obsequio comprado en una tienda.

Sin duda, otras personas comprobarán el esfuerzo que implica concentrarse para terminar una creación realizada con las propias manos. Una manualidad que ha requerido de una primera idea y su posterior desarrollo, paso a paso, minuto a minuto. Una creación «handmade» que habrá implicado dedicación y mucho amor. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.