Llega septiembre, la vuelta al cole y los DIY

Comenzamos septiembre con la vuelta al cole cada vez más cerca. Es por eso que hoy nos apetece enseñarte esta idea pensada para restaurar un pupitre antiguo y darle una nueva vida. Conseguirás un escritorio de lo más decorativo para la habitación de tus niños o para un rincón especial donde te apetezca colocarlo, aunque no haya pequeños que lo puedan utilizar. Si eres amante de lo retro y de las manualidades, el DIY creo que te va a gustar. Además es muy sencillo, así que no hay excusa que valga. ¡Manos a la obra!

Los materiales que necesitas
Si puedes conseguir una mesa de escuela antigua tienes que hacer esta manualidad, sobre todo si te gusta el estilo retro que puedes darle a la decoración de tu vivienda. Puedes buscar en tiendas de segunda mano, en algún mercadillo o quizá en tu antiguo colegio si tienes opción de preguntar. Si se encuentra en buenas condiciones puedes mantener el laminado de la mesa tal y como está, si no tendrás que pintarlo. Para personalizarlo según nos cuentan en el blog Design Improvised vas a necesitar:

– El pupitre, claro está
– Una pintura en aerosol. Aquí han utilizado en tono cobre metalizado. Muy bonito.
– Unas hojas de vinilo de colores.
– Tijeras
– Plástico
– Cinta de carrocero

Cómo personalizar tu pupitre retro, paso a paso
Lo primero que tienes que hacer es limpiar bien el escritorio con un paño con agua y jabón. Si vas a dejar el tablero sin pintar bastará con este paso, si lo quieres pintar tendrás que preparar la superficie para ello, quizá tengas que lijarla… dependiendo del material con el que esté fabricado y el tipo de pintura que vayas a emplear.

Pintar las patas
Vamos primero a cambiar el aspecto de las patas del pupitre. Para no manchar la parte de arriba si la vas a dejar tal y como está, cúbrela con un plástico o una bolsa de basura y sujeta con cinta de carrocero para que no se mueva. Así la protegerás de algún disparo de aerosol involuntario… Ahora, rocía las patas con la pintura escogida, siguiendo las indicaciones del fabricante para saber el tiempo de espera entre capa y capa.

Los vinilos
Para la personalización de la mesa corta unas tiras de vinilo con distintas anchuras y pégalas en un lateral del escritorio, por ejemplo, o donde prefieras. Ayúdate de una regla para asegurarte de que las estás pegando rectas. Elimina las burbujas de aire que hayan podido quedar y coloca todas las que quieras. Aquí han utilizado tres y la verdad es que queda muy bien, pero si te apetece puedes crear el diseño que más te guste. En el lateral es más cómodo para que no moleste si se va a usar el escritorio para hacer deberes. Si solamente es decorativo, puedes poner el vinilo donde prefieras.

Otro DIY para la vuelta al cole
Y de regalo, te enseño otra manualidad perfecta para la vuelta al cole. Es muy sencilla, decorativa y práctica al mismo tiempo. Consiste en fabricar un portalápices con pinzas de tender la ropa, para que tu pequeño pueda guardar sus rotuladores y pinturas sobre este precioso pupitre retro que acabamos de crear.

Cómo hacer un portalápices con pinzas de madera
Lo primero que tienes que hacer es quitar el hierro de las pinzas y pintar cada una de las mitades independientes que te han quedado. Puedes hacerlo todo del mismo color o pintarlas de distintos tonos para que sea más vistoso. Después, pégalas alrededor de un vaso de plástico con cola para madera y ya tendrás un original y personalizado portalápices.

El contenido de este comunicado fue publicado primero en la web de Decorablog

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *