Bogotá escoge la empresa catalana Sensefields mara monitorizar el tráfico de la ciudad con tecnología diseñada y producida íntegramente en Catalunya

La empresa catalana Sensefields ha sido seleccionada por la administración de Bogotá para monitorizar el tráfico de la capital de Colombia. La compañía ha ganado una licitación pública presentada por la Secretaría Districtal de Movilidad de Bogotá y ya ha instalado sensores en los 7 cruces que registran más tráfico de la ciudad, recogiendo cada día información de casi 500.000 vehículos. 

Sensefields, que actualmente tiene 17 trabajadores entre ingenieros, físicos y matemáticos, accedió al mercado colombiano en 2013 a raíz de una misión empresarial organizada por ACCIÓ -la agencia para la competitividad de la empresa de la Generalitat-, una presencia que consolidó el año siguiente con la apertura en Medellín de su primera oficina fuera de Catalunya. Para evaluar la solución tecnológica de Sensefields, la empresa también contó con el apoyo de ACCIÓ. 

Hasta ahora, en Bogotá el registro del número de vehículos que circulan por las calles de la ciudad se hacía de manera manual. Ahora, Sensefields se encargará de hacerlo digitalmente gracias a los sensores instalados en los cruces, que detectan el número de coches que circulan, su longitud y el nivel de ocupación de cada carril de circulación. Esta información se procesa y se envía automáticamente al centro de control de la ciudad para modificar en tiempo real los planes de regulación semafórica para agilizar la circulación. En una segunda fase del proyecto se instalarán más dispositivos para ampliar el ámbito de cobertura de esta tacnología hasta a 32 cruces, que en este caso también medirán información ambiental -gases, partículas en suspensión y ruidos- de manera que se podrán cruzar datos de tráfico y ambientales capturados y procesados en un mismo dispositivo de Sensefields. 

La tecnología para desarrollar esta solución se ha diseñado, desarrollado y producido íntegramente en Catalunya. Según el director de Proyectos de Sensefields, Juan Campos, “hicimos toda R+D antes de salir al mercado, entre 2011 y 2013, aunque siempre estamos en constante evolución tecnológica”. “Hemos desarrollado unos sensores magnéticos que leen el campo magnético terrestre y miden la perturbación de campo que se genera por el paso de vehículos. Al mismo tiempo, el procesamiento local de los datos en tiempo real nos diferencia de otros tipos de tecnologías”, explica Campos. Los sensores funcionan con unas baterñias que tienen una duración de cuatro años. 

ACCIÓ es la agencia pública para la competitividad de la empresa catalana de la Generalitat de Catalunya. Impulsa la mejora del tejido empresarial catalán a través del binomio internacionalización-innovación, poniendo a disposición de la empresa 36 Oficinas Exteriores de Comercio y de Inversiones que dan cobertura a más de 90 mercados. Además, asesora a empresas catalanas para que consigan financiación, las ayuda a crecer mediante programas de capacitación y las orienta en materia de clústers. También es responsable, a través del área Catalonia Trade & Investment, de atraer inversiones extrangeras a Catalunya. 

El contenido de este comunicado fue publicado primero en la web de la Generalitat de Catalunya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *