Consejos e información sobre neumáticos

Consejos e información sobre neumáticos

Con las ruedas a veces pasa como con los zapatos, que los llevamos en los pies y no tenemos siempre presente que debemos cuidarlos para mejorar su conservación. Pero, hay que recordar que los neumáticos son el único punto de contacto entre nuestro coche y la calzada. Por este motivo un buen mantenimiento de tus neumáticos en Andorra es fundamental para garantizar que no ofrece de manera adecuada todas sus prestaciones y un índice mínimo de seguridad.

Si nos paramos a analizarlo, es impresionante que una superficie tan pequeña realice un trabajo tan grande. Como decimos, ese pequeño trozo de cada rueda es lo que hace circular a un coche entero por una vía, soportando hasta 50 veces su propio peso y teniendo que responder a movimientos de aceleración, frenado, baches, etc. Por todo ello, merece la pena que les prestemos toda nuestra atención y velemos por su buen estado y su buena conservación.

Aspectos que hay que controlar en nuestros neumáticos


Uno de ellos es su desgaste ya que si éste es excesivo perderán agarre y tracción. Hay que comprobar la profundidad del dibujo con regularidad y no llegar nunca al mínimo que establece la normativa, que es de 1’6 milímetros. Puede que no lo sepas, pero estos canales que de se dibujan en el neumático son los que sacan el agua y evitan que nos deslicemos sobre superficies mojadas.

También hay que controlar la presión. Y esto, atención, hay que hacerlo como mínimo mensualmente si utilizamos el coche con frecuencia. Incluye la rueda de repuesto en la revisión y recuerda que siempre hay que hacerlo en frío. Por cierto, si vas a emprender un viaje largo, es imprescindible que revises la presión porque podemos dañar el neumático y reducir su vida útil. También gastaremos más combustible. Para saber la presión adecuada para nuestro vehículo hay que mirar el manual, o consultar en el lateral de la puerta del conductor.

Por otro lado, hay que revisar su equilibrado, ya que evitará vibraciones innecesarias en la cabina del vehículo y alargará la vida de los neumáticos. Un equilibrado correcto hace que se desgasten de manera regular. Pasa lo mismo con la alineación de las ruedas, que mejora el comportamiento del coche y la seguridad. Si las ruedas están bien alineadas, conduciremos mucho mejor, conservaremos mejor los neumáticos en Andorra y ahorraremos en gasolina.

Otras consideraciones relativas a los neumáticos


Hay veces que el fabricante recomienda una presión distinta para los neumáticos traseros. Esto es porque las ruedas de atrás no van conectadas al volante, sino que tienen su propio eje. Su buen estado nos garantiza un mayor control en el frenado o en las curvas, así como un riesgo menor de perder el control del coche. Así que, como ves, son tan importantes o más que las ruedas delanteras.

También queremos hacer mención a las válvulas y los tapones de las ruedas. Suelen deteriorarse con el paso del tiempo y es recomendable sustituirlas cuando, por ejemplo, cambiamos los neumáticos. Es una media económica que nos garantiza un mantenimiento adecuado de la presión y que alarga la vida de la rueda.

Por otro lado, si cambias los neumáticos en Andorra, asegúrate que los guardas en lugar seco y aireado, que no estén expuestos al sol o a la lluvia. Deben estar limpios de aceite, grasa o restos de combustible ya que esto afecta directamente al caucho.

Por último, la duración de un neumático depende de factores como su composición, su uso, las condiciones meteorológicas, etc. Por eso, deben ser los conductores los que se preocupen de revisar su estado con regularidad, para determinar cuándo hay que repararlos o cambiarlos. Si tienen más de 5 años, acude a revisar tus neumáticos en Andorra, como mínimo, una vez al año. Y nunca dejes que superen los 10 años desde su fabricación. No importa que su aspecto sea óptimo o que apenas se hayan usado, ya que el caucho pierde propiedades con el tiempo y no será tan funcional como debería.

Si tienes que reparar tus neumáticos en Andorra


Visita un taller acreditado o ponte en manos de un buen profesional. Lo primero que hará será desmontar la rueda para comprobar su interior. Ten en cuenta que cuando hay daños en esa zona no podemos verlos, así que eso también hay que comprobarlo. Un profesional nos garantiza que el desmontado y el posterior montado son adecuados, además de comprobar aspectos como el equilibrado, la presión y las válvulas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.