Aparcamiento robotizado en Valladolid

Aparcamiento robotizado en Valladolid

La ciudad de Valladolid está de estreno. Allí se acaba de poner en marcha un aparcamiento robotizado en pleno centro, justo en las inmediaciones de la misma Plaza Mayor. Estos sistemas de estacionamiento inteligente están causando furor en muchas ciudades, que deben enfrentarse a los problemas que conlleva la saturación del tráfico rodado en el núcleo urbano.

En este caso, hablamos de un aparcamiento robotizado con capacidad para 40 plazas, situado en los bajos de un inmueble de nueva construcción de uso comercial.

Características del aparcamiento robotizado de Valladolid.


Los vecinos de Valladolid ya pueden disfrutar de este sistema de estacionamiento ecológico, moderno y de vanguardia en pleno centro urbano. Las instalaciones se ubican en el número 12 de la calle Ferrari, pero el acceso al mismo se realiza en la calle Duque de Victoria. El parquin cuenta con 5 plantas subterráneas, que lindan con los soportales de la Plaza Mayor de Valladolid, una de las más grandes de España.

Para su construcción se ha tirado abajo el interior de los edificios originales, que estaban muy deteriorados, pero se han respetado las fachadas. No hay que olvidar que el aparcamiento robotizado de Valladolid se encuentra en una de las zonas más antiguas de la ciudad, donde el entorno es de origen renacentista y está protegido por la normativa municipal.

El proyecto, llevado a cabo por las empresas, Stolzer Parkhaus y Park-in Robotizados, está totalmente automatizado. De hecho, se basa en el modelo LPS System y dispone de un ascensor lateral que se encarga de trasladar el vehículo hasta la planta correspondiente y girarlo 180 grados para dejarlo en posición de salida. Allí, entre en escena un sistema que transporta el vehículo hasta la planta designada. A la hora de recoger el vehículo, se pone en marcha el mismo sistema pero a la inversa.

En sus 40 plazas pueden estacionar todo tipo de vehículos, hasta una altura de 1’95 metros. Es decir, desde pequeños utilitarios hasta crossover o berlinas. Las instalaciones disponen de un intercambiador de plataformas adosado al elevador y diseñado por la empresa Stolzer Parkhaus, para agilizar el traslado de los vehículos.

Más opciones para aparcar en el centro de Valladolid.


Como hemos dicho antes, la Plaza Mayor de Valladolid es un gran espacio con mucha vida. Allí se celebran actos de todo tipo, sobre todo de carácter cultural y lúdico, que concentran gran cantidad de público. El aparcamiento robotizado que presentamos hoy supone una importante ventaja, ya que dota la zona de 40 nuevas plazas de aparcamiento que se prevén que estén en rotación constante.

Los aparcamientos robotizados implican ventajas de todo tipo para los municipios y sus ciudadanos. Para empezar, está demostrado que los estacionamientos inteligentes ahorran entre un 40% y un 50% del volumen y la superficie que se necesita para aparcar un coche, si lo comparamos con los estacionamientos convencionales. Pero, además, suponen beneficios también para los conductores.

Por ejemplo, garantizan su seguridad, ya que les permite ubicar el coche en una cabina accesible y bien iluminada, sin necesidad de maniobrar, buscar plazas libres o transitar por zonas oscuras y poco transitadas. Respecto al vehículo, también lo protege de robos o de actos vandálicos, ya que nadie externo a la empresa puede acceder a ellos.

Por otro lado, es una forma de revalorizar los edificios antiguos ya que, al dotarlos de aparcamiento, se comercializan mejor. Los aparcamientos robotizados se instalan por módulos, con lo cual es fácil adaptarlos a estructuras antiguas o complicadas. Sobre todo, porque no es necesario construir rampas.

Las ciudades españolas se suman al proyecto de los aparcamientos robotizados.


Son muchas, las ciudades que como Barcelona, Madrid, Vigo, Santander, Valencia o Coruña, apuestan decididamente por estos proyectos para dar respuesta a sus problemas de saturación del tráfico rodado. Por supuesto, a nivel internacional, hay estacionamientos inteligentes en muchas ciudades como Nueva York, por citar solo un ejemplo.

El ayuntamiento de Valladolid también ha apostado por este modelo de aparcamiento robotizado. De hecho, ha modificado su Plan General para darles cabida. La normativa permite dos grados diferentes de automatización pero, en cualquier caso, la intención es triplicar la capacidad que ofrece cualquier aparcamiento convencional. Y eso, hoy en día, es muy valioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *