Crean un dispositivo capaz de medir la cantidad de grasa perdida

El gadget fabricado por un mexicano regula la quema de grasa con pruebas de orina

Normalmente, la báscula y la cinta métrica son los mejores aliados para regular la pérdida de peso. Cada mañana, nos levantamos y nos subimos a ese aparato que es capaz de darnos alegrías y tristezas por igual.

El mexicano Carlos Bernal Velázquez ha querido romper el paradigma y acabar con las viejas costumbres. Para saber si hemos perdido peso, no hará falta subirnos a la báscula ni medirnos con la cinta soñando con el 90-60-90. Velázquez prefiere medir el metabolismo.

Ketotrace es un dispositivo fitness que regula la quema de grasa y está dedicada a la gente que hacer ejercicio y desea perder grasa. El gadget funciona para saber si el organismo está en cetosis, la fase en la que se quema grasa, explicó Bernal Velázquez en la revista Tec Review.

 

El aparato regula los deshechos de ácidos grasos a través de una prueba de orina

 

Los deshechos de ácidos grasos, llamados cuerpos cetónicos, son desechados a través de la orina. Los usuarios podrán comprobar su quema de grasas a través de una muestra que introducen en el aparato.

“El producto sí es factible económicamente y, a pesar de que ya se habían hechos ensayos al respecto, es la primera vez que algo así sale al mercado”, informa para Hipertextual Alejandro Salyano, químico farmacobiólogo y supervisor de fabricación de una farmacéutica en México.

Sin embargo, Salyano reconoce dos posibles escenarios donde Ketotrace podría dar resultados falsos a sus usuarios. En la primera fase del gadget, este estaba diseñado para diabéticos por su técnica de medición de la glucosa en la orina.

En este contexto, el químico afirma que si un usuario es diabético y no lo sabe “va a sentir que está bajando de peso pero en realidad se está descontrolando su sistema porque los diabéticos no tienen control sobre sus cuerpos cetónicos”.

Cómo utilizar Ketotrace

La recomendación por parte del especialista es utilizar Ketotrace acompañado de una dieta equilibrada y visitas regulares al médico. Si la alimentación no es la apropiada durante la utilización del aparato, la efectividad del mismo se vería reducida: “Si yo llevo una buena alimentación y de repente tengo un ataque de hambre y me como unos chicharrones en la noche, esa grasa que supuestamente estoy quemando vendrá de los chicharrones y no del tejido”, sostiene.

Salyano recomienda utilizar Ketotrace con una dieta equilibrada y visitar regularmente a un médico

Alejandro Salyano trabaja en uno de los laboratorios autorizados por la Secretaría de Salud para analizar los medicamentos y confirmar que cumplen con las características para salir al mercado.

“Siempre y cuando se avise debidamente a los usuarios sobre el producto y su modo de uso, yo aceptaría la comercialización del producto sin problemas”, concluye.

La diferencia entre Ketotrace y otros productos
No es la primera vez que se intenta lanzar un proyecto como Ketotrace. Existen en el mercado otros productos con tiras reactivas que pretenden medir los cuerpos cetónicos a través del cambio de color. Este tipo de gadgets no han dado un buen resultado, ya que no todas las personas ven los colores de la misma manera y la subjetividad añadía incertidumbre al resultado.

Carlos Bernal Velázquez ha conseguido mejorar la técnica y que los colores de la tira puedan verse sin interpretaciones diferentes. Los resultados del análisis de orina se introducen en el dispositivo electrónico y éste envía toda la información al teléfono del usuario para poder llevar un registro de las pérdidas de grasa.

Antes de que el investigador mexicano mejorara la técnica de Ketotrace, ya fue valorado por su trabajo. En 2015 recibió el primer premio en la competencia Global de Innovación para la Tecnología y la Ciencia organizada por la Asociación Americana para el Avance de la Ciencia y el Gobierno de Estados Unidos. Carlos Bernal Velázquez se convirtió en ese mismo año en uno de los 10 mejores innovadores menores de 35 años en México según el Tecnológico de Massachussets y el de Monterrey.

Ketotrace podrá adquirirse en el mercado online a principios de 2017 y tendrá un costo de 99 dólares.

El contenido de este comunicado fue publicado primero en la página web de Hipertextual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *