El wifi portátil 'Sin' que nos mantiene conectados

En la era conectada damos por sentado el acceso a Internet. Lo utilizamos para todo, y raro es el momento en que nos quedamos sin él, pero cuando eso ocurre, nuestros planes se tambalean. Sin Internet muchos de nosotros no podemos trabajar, encontrar los lugares donde tenemos que ir, o comunicarnos como lo necesitamos. De hecho, el miedo incontrolable a salir de casa sin el móvil ya tiene un nombre: Nomofobia.

La casi omnipresencia de Internet hace que hasta se nos olvide planificar nada para tenerlo disponible. Es como el agua, disponible en casi todas partes, pero cuando la olvidamos, en la montaña, la playa o el avión… podemos pasarlo realmente mal, o pagarla muy cara.

En esta necesidad ha encontrado Wifi Away (wifiaway.es) su nicho de negocio, y tiene más casos de uso de los que cabría esperar. Envían un dispositivo wifi 4G portátil donde el usuario lo necesite de un día para otro (o incluso en pocas horas en casos especiales).

“Las empresas, cuando organizan eventos, necesitan Wifi de calidad por periodos cortos de tiempo. Hasta ahora se veían obligados a pagar miles de euros por instalaciones de fibra temporales, o caros y lentos accesos a Wifi de pago en recintos feriales y palacios de congresos. Con Wifi Away pagan muy poco, desde 29€ en el caso más sencillo, y solucionado” cuenta su fundador, español de 33 años, Miguel Moral.

La industria turística, cada vez más volcada en la satisfacción del usuario, buscando la primera posición en webs de recomendación como TripAdvisor, también ha encontrado en Wifi Away una herramienta de diferenciación tangible y de bajo coste. “Wifi Away se ocupa de todo: provee dispositivos de wifi portátil personalizados con la marca del hotel, redes con su nombre, y gestiona toda la logística, los procesos, la formación e incidencias. Por muy poco dinero y de forma sencilla, el hotel ve mejoras y menciones en las opiniones que recibe desde el primer mes”, asegura Moral.

También los extranjeros que vienen a España, ya sea por turismo o como expatriados encuentran en Wifi Away un filón. Los turistas pasan su estancia en España evitando el roaming. Los extranjeros que vienen para quedarse no necesitan esperar a tener cuenta bancaria o papeles de residencia para tener Wifi en casa. Wifi Away colabora con decenas de agencias de viaje y de agencias de relocation para cubrir estos dos usos.

Sirven también al público nacional que usa una segunda vivienda vacacional durante sólo unos pocos meses al año. Los usuarios evitan así el engorro de contratos e instalaciones. Y así, nicho a nicho, segmento a segmento, siguen creciendo en capacidad, facturación y empleados.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *