Indiba propone nuevas estrategias para aliviar el dolor y mejorar la calidad de vida de las mascotas

Frente a este desafío, una reciente encuesta llevada a cabo por INDIBA » K-Laser ha desvelado información crucial que podría cambiar el enfoque en el manejo de la OA y del dolor asociado a ella, ofreciendo nuevas esperanzas tanto para los veterinarios como para los tutores de mascotas. Con resultados que destacan tanto la prevalencia de la OA, como las prácticas actuales y las preocupaciones de los profesionales, se presenta una oportunidad única para incrementar la concienciación y mejorar los tratamientos disponibles. «Es esencial que todos los involucrados en el cuidado de los animales se unan en un esfuerzo común para abordar esta problemática de manera más efectiva», comenta Marina Rodriguez, Product & Brand Leader Animal Health de INDIBA.

La encuesta, realizada en España a más de 200 personas, ha revelado que el 53% de los encuestados trabajan en clínicas veterinarias y un 69% de ellos se dedican a la práctica clínica general sin especialidades. Esto proporciona un panorama claro de la experiencia y el enfoque de los profesionales que participaron.

En términos de diagnóstico y prevalencia, un 46,5% de los veterinarios encuestados reciben pacientes con sospecha de OA en su práctica clínica. De estos casos, el 78% presenta movilidad comprometida en un rango del 26 al 75%. Estos datos subrayan la necesidad de un diagnóstico temprano y preciso para manejar efectivamente esta condición.

La percepción de los tutores de mascotas también fue reveladora. Más de la mitad (56%) detectan problemas de movilidad en sus mascotas, pero no les dan importancia. Esto indica la urgente necesidad de desarrollar material educativo para los tutores de mascotas sobre la OA y sus consecuencias, fomentando una mayor atención y cuidado.

Los veterinarios identificaron el peso, la edad y las patologías previas como los principales factores que influyen en la OA, en ese orden. Además, un 64,4% considera muy importante el impacto de la OA en las estructuras adyacentes a las articulaciones, lo que indica una comprensión profunda de la enfermedad y sus efectos.

En cuanto a los tratamientos recomendados, un 33,7% de los veterinarios sugiere el uso de AINEs (antiinflamatorios no esteroides) en un 26-50% de los casos de OA, aunque un 78,2% está preocupado por los efectos secundarios de estos medicamentos. Complementariamente, un 57% de los veterinarios siempre recomienda ejercicios, dieta y modificaciones ambientales en casa. El uso de anticuerpos monoclonales inyectables es recomendado por un 29,7% en un 51-75% de los casos.

Es notable que casi la mitad de los encuestados (42,6%) nunca recomienda terapias regenerativas, posiblemente debido al desconocimiento o a los altos costos. Sin embargo, la mayoría (80,3%) recomienda siempre o casi siempre el uso de condroprotectores orales. Además, un 47,5% de los veterinarios sugiere fisioterapia o rehabilitación para sus pacientes con OA, demostrando un enfoque integral y multimodal en el manejo de la enfermedad.

La mayoría de los veterinarios encuestados están satisfechos con los tratamientos disponibles actualmente para la OA, aunque un 78,2% considera que aún se pueden mejorar. Esto sugiere una oportunidad para desarrollar materiales educativos sobre el uso del láser terapéutico y la radiofrecuencia en el tratamiento de la OA.

Finalmente, un abrumador 99,1% de los veterinarios considera interesante contar con una terapia innovadora y no invasiva para el control del dolor y la inflamación en pacientes con OA. Un 84,1% desea saber más sobre la radiofrecuencia INDIBA, incluyendo información adicional y, en algunos casos (6,9%), una demostración en vivo. Esto significa que aún hay mucho por hacer en el ámbito de las terapias complementarias, dentro de las que se encuentran las electroterapias ya que, aunque la terapia con láser de K-Laser es más conocida, un alto porcentaje de los encuestados (84%) no está familiarizado con la radiofrecuencia INDIBA y sus aplicaciones en el manejo de la osteoartritis.

La osteoartritis es una enfermedad crónica común que afecta aproximadamente al 20% de los perros y gatos, incrementándose al 60% en pacientes geriátricos. Esta condición no solo impacta la movilidad de los animales, sino también su calidad de vida debido a su principal signo, el dolor crónico. Los tratamientos actuales van desde el control del peso y ejercicios en casa hasta tratamientos a largo plazo con analgésicos, que pueden tener efectos secundarios y no siempre son adecuados para todos los pacientes.

El objetivo de esta encuesta ha sido comprender mejor la prevalencia de la OA en España y las opciones de tratamiento, especialmente para el manejo del dolor, utilizadas por los veterinarios. Además, se busca aumentar la concienciación sobre la importancia de un manejo multimodal de esta enfermedad, incorporando herramientas como la radiofrecuencia de INDIBA o la terapia láser con K-Laser, de manera individual o en combinación.

Un aspecto fundamental en el manejo del dolor es el reconocimiento de su importancia. Como lo destaca las «Guías Globales de Manejo del Dolor de WSAVA» publicadas en 2022, el dolor debe ser tratado con la seriedad de un signo vital más. Este documento enfatiza el uso de terapias multimodales para tratar el dolor de manera efectiva, combinando terapias farmacológicas y no farmacológicas.

La tecnología de INDIBA, juega un papel crucial en este ámbito, así como el uso de K-Laser. La radiofrecuencia de 448 kHz y el láser tienen efectos beneficiosos en el manejo del dolor crónico en casos como la OA, pero que utilizados en conjunto tienen un efecto sinérgico mucho más potente. Veterinarios en su práctica diaria han observado beneficios notables en el uso de INDIBA y de K-Laser.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *