La empresa española Apolo acelera el diagnóstico de las enfermedades cardiovasculares con IA

Una prueba diagnóstica cardiovascular, basada en inteligencia artificial, desarrollada por la empresa española Apolo AI, permite acelerar el diagnóstico de las enfermedades cardiovasculares, al tiempo que reduce de forma significativa los costes sanitarios. Se trata de CARDIA by Apolo, la primera tecnología mundial que genera, gracias a la inteligencia artificial específica para el análisis de la imagen médica, la reconstrucción 3D del corazón de forma automática a partir de información 2D extraída de un ecocardiograma estándar. «CARDIA reproduce la estructura y la función del corazón del paciente, y, además, añade eficiencia al diagnóstico realizando análisis del modelo 3D de manera automática. Es una herramienta de gran utilidad que optimizará recursos y permitirá acortar las listas de espera», indica Ignacio Lucea, CEO de Apolo AI.

Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la primera causa de mortalidad en España y en el mundo, según el último informe Global Burden of Disease (GBD). La patología cardiovascular provoca 19 millones de muertes en el mundo. Uno de cada tres españoles sufrirá una a lo largo de su vida. Un artículo publicado en Revista Española de Cardiología indica que se producen en España más de 125.000 muertes y más de 5 millones de estancias hospitalarias por ECV al año. En más del 60% de los casos no se controlan adecuadamente estos factores de riesgo. «El objetivo principal de CARDIA es convertirse en una aliada para los cardiólogos, ya que este modelo realiza un prediagnóstico de potenciales problemas cardiovasculares que les ayuda a ahorrar tiempo de análisis para poder invertirlo en la atención a los pacientes», apunta Lucea.

Según la Sociedad Española de Cardiología (SEC), en España hay seis cardiólogos por cada 100.000 habitantes, lo que pone de manifiesto la escasez de médicos especialistas. Además, falta infraestructura en zonas urbanas y en zonas no hospitalarias, así como en la conocida España Rural, que cuenta con una población de 7 millones de personas. Estos factores provocan largas listas de espera, que retrasan el inicio del tratamiento en caso de ser diagnosticado con una ECV. El tiempo medio de un diagnóstico completo es de tres meses en hospitales privados. «CARDIA supone una revolución porque permite ahorrar 1.200 euros por paciente y realizar el prediagnóstico en tan solo 10 minutos frente a la semana de pruebas que se necesitan en el método tradicional de diagnóstico», añade Lucena.

El doctor Carles Díez-López, cardiólogo especialista en Insuficiencia Cardíaca Avanzada y Miocardiopatías es uno de los asesores médicos del proyecto del que destaca: «Este revolucionario software tiene el potencial de ahorrar tiempo y proporcionar datos cruciales para la identificación de enfermedades cardiovasculares, simplificando nuestro trabajo y mejorando la atención al paciente».

Qué parámetros analiza CARDIA
El proyecto, del que acaba de presentarse el primer prototipo, se encuentra en fase de desarrollo y de validación médica. Ya se ha presentado el MVP de CARDIA y se está esperando la certificación con el marcado CE. Se prevé que se podrá comercializar en 2025. CARDIA realiza una reconstrucción 3D del corazón del paciente basado en un ecocardiograma. Se consigue una representación fiel de la estructura de este órgano con una segmentación de ventrículos, aurículas y miocardio.

Gracias a este modelo se puede realizar un análisis de volúmenes y áreas. También se puede realizar el análisis de Strain y de Doppler gracias a sus potentes herramientas. Esto permitirá la detección y el análisis de las miocardiopatías, las anomalías funcionales y las alteraciones valvulares. «CARDIA nos permite contribuir a la detección de posibles problemas con mayor velocidad, facilitando el cribado de pacientes y derivando a los especialistas a aquellos con patologías cardiovasculares concretas», finaliza Lucea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *