Equipo Juana Crespo: tratamientos para mujeres de más de 40 años que desafían al reloj biológico

Un año más, la clínica líder en reproducción asistida, Equipo Juana Crespo, ha publicado los resultados de los tratamientos de fertilidad que han realizado en su centro médico durante 2023: Inseminación artificial, fecundación in vitro, Ovodonación y el Diagnóstico Genético Preimplantacional. Según los resultados obtenidos, el 92% de las pacientes de la clínica han conseguido quedarse embarazadas, aumentando un 4% en el último año.

El retraso en la maternidad es una tendencia cada vez más evidente en la sociedad. Según los datos del INE, implica que el número de nacimientos de madres de 40 años o más haya crecido un 28% en los últimos 10 años y que, actualmente, nazcan ya más niños de madres de 40 años que de 25 o 26 años.

«La principal causa del retraso de la maternidad es la coyuntura social y laboral de las mujeres. Carreras universitarias largas, inestabilidad laboral en determinadas profesiones, falta de políticas de conciliación, desinformación respecto a nuestro sistema reproductivo y la cultura del modelo tradicional de familia, hacen que la mujer posponga la maternidad priorizando otros aspectos socioeconómicos», comenta la Dra. Juana Crespo

En la clínica Equipo Juana Crespo, casi la mitad de las pacientes, concretamente el 48%, son mujeres mayores de 40 años. Su especialización en casos de alta complejidad, el avance de las técnicas de reproducción y su dominio de las cirugías reproductivas ha permitido que estas mujeres puedan ser madres con sus propios óvulos a edades más avanzadas, desafiando las barreras biológicas tradicionales.

Y es que sus tasas de embarazo están significativamente por encima de la media nacional. Según los parámetros establecidos por la Sociedad Española de Fertilidad (SEF), los resultados de la clínica en 2023 superan en un 30% las cifras reportadas por esta sociedad científica en 2021. «En Equipo Juana Crespo informamos de nuestras tasas de éxito por transferencia embrionaria, al igual que hacemos cuando reportamos de nuestra actividad en el registro de la SEF (Sociedad Española de Fertilidad), además, los resultados están auditados y certificados por la auditoría independiente SGS», explica Jose Teruel, Dir. Laboratorio FIV de la clínica.

Procedimientos innovadores y personalizados
Un aspecto diferenciador de la Clínica Equipo Juana Crespo es su enfoque en pacientes con historiales complejos. Un 70% de sus clientes ha tenido tratamientos sin resultados en otras clínicas, incluyendo fallos de implantación o abortos recurrentes. «Nuestra premisa se basa en hacer tratamientos a la carta, según lo que cada paciente necesite, por lo que, antes de empezar, es muy importante realizar un buen diagnóstico. Si no conoces el problema, no sabrás la solución. A partir de aquí, personalizamos cada uno de los procesos», asegura Crespo.

Asimismo, el centro se distingue por su capacidad de innovación, creando procedimientos propios que dan respuesta a las necesidades reproductivas de esas pacientes consideradas en muchas ocasiones como casos «raros» o imposibles. «Cuando un procedimiento ya existe, los adaptamos y lo personalizamos; si no, los creamos. Hay que tener la capacidad de inventarlos si hace falta», sigue la Dir.ª Médica.

Con Revitalize consiguen lo que parecía imposible: cantidad y calidad
Entre los tratamientos destacados de la clínica se encuentra Revitalize, una técnica propia que ha mostrado una gran efectividad en pacientes de muy mal pronóstico reproductivo. Este procedimiento, iniciado hace una década, se enfoca no solo en mejorar la cantidad de óvulos de las mujeres, sino también la calidad.

Actualmente, con este tratamiento están logrando embarazos con óvulos propios ante problemas como mala calidad ovocitaría, una paupérrima reserva ovárica o mujeres de 40 años en adelante en las que la única opción de tratamiento hubiese sido ir a óvulos donados.

«Hemos logrado una mejora embrionaria considerable en cualquier edad. Pero es realmente significativo en las mujeres de más de 40 años. Cuando su única opción de tratamiento hubiese sido ir a ovodonación, Revitalize consigue que el 50% de estas pacientes tengan, al menos, un embrión sano y óptimo para transferir», matiza la Dra. Crespo. 

Con un resultado de embarazo por transferencia del 75% en mujeres mayores de 40 años con sus propios óvulos, la clínica demuestra su compromiso de seguir luchando para dar respuesta a una realidad social que es el retraso de la maternidad haciendo una medicina reproductiva a la carta capaz de desafiar el reloj biológico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *