Historia breve de la cerrajería

Los cerrajeros existen desde hace mucho tiempo, técnicamente, los trabajos de cerrajería eran realizadas por los antiguos herreros que, a su vez, también manipulaban de muchas formas el metal para producir diferentes productos, desde armas, hasta puertas, herramientas, adornos y toda clase de artículos de metal.

Sin embargo, los herreros vieron extinguir su profesión, al menos de manera autónoma, llegada la revolución industrial, que permitió la producción en masa de muchos tipos de productos, entre ellos productos de metal, y cuyo coste de producción era mucho más rápido, barato y fino que el que un herrero podía realizar con herramientas y métodos rudimentarios.

Aun así, si bien la demanda de productos de metal pasó a corporaciones, las personas seguían necesitando de alguien que se encargara de las labores de cerrajería, desde la creación de llaves y cerraduras dierre únicas, hasta su mantenimiento y apertura sin llave. Aun en este punto la cerrajería contaba con una tecnología bastante fácil de manipular, conociendo un poco de sus sistemas, que tampoco eran demasiado complejos

Fue en el siglo pasado que labor de cerrajería empezó a convertirse en una tarea cada vez más sofisticada, y todavía sigue en expansión. Concretamente, ya no se trata de un oficio que se enseña de padre a hijo, sino que requiere de buen tiempo de dedicación para llamarse a sí mismo profesional de cerrajeros Benidorm.

Con la industrialización, urbanización y nacimiento de un sin número de metrópolis en el mundo, el oficio de cerrajería ha tenido un auge sorprendente. Autos, casas, negocios, empresas de diferentes ramos e incluso cajas fuertes, son el campo de acción del cerrajero actual.

Sin embargo, el auge no ha sido amable en el ámbito intelectual con el oficio de cerrajero, pues hoy el mercado de cerrajería se ha diversificado, los componentes mecánicos llegan a ser dependiendo de la cerradura, tan sofisticados como el mecanismo de un reloj suizo de bolsillo pero, además, la llegada de nuevas tecnologías ha permitido crear cerraduras electrónicas que responden a códigos o incluso aplicaciones en dispositivos.

El oficio de cerrajero sigue más vivo que nunca pero, hoy en día, convertirse en un cerrajero que verdaderamente pueda prestar el servicio de forma exitosa requerirá adquirir bastante conocimiento y habilidad para desempeñar el oficio, siendo actualmente la cerrajería un oficio enteramente realizado por profesionales como demuestra la empresa de cerrajeros Sevilla.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *