¿Qué son y para qué sirven los dataloggers?

¿Qué son y para qué sirven los dataloggers?
Los dataloggers se han convertido en dispositivos esenciales en muchos campos, siendo el más común el de la construcción y el mantenimiento público en áreas urbanas, aunque no lejos de ello también en climatología, transporte de algunos productos, análisis en industrias, sismología y muchos más. Por ello es interesante saber qué son los datalogger y porque son tan importantes actualmente.

Los dataloggers son artefactos electrónicos, regularmente muy pequeños, pero que se conectan a sensores y que incluso se pueden conectar en serie y que permiten analizar el estado de un lugar en específico respecto a una gran cantidad de aspectos.

Una de las funciones en las que los dataloggers son esenciales es en el campo urbanístico, donde se usan para medir los sistemas de saneamiento y sondas de temperatura y humedad. El sistema de saneamiento de una ciudad puede ser muy complejo, puede ocurrir que algo obstruya el flujo de agua en algún lugar, o peor, haya algún tipo de daño en alguna parte del sistema de saneamiento. Los dataloggers permiten identificar los cambios en aspectos tan sutiles como la temperatura, la humedad, las estructuras, y más, de modo que incluso sin haber llegado aun al lugar, se pueda saber de qué problema se trata, haciendo más eficiente el mantenimiento de la ciudad.

Con el trasporte y almacenamiento de productos fríos también son imprescindibles, ya que los datalogger pueden incluso avisar de un descenso de temperatura en un almacén frío para resolver el problema y evitar que el producto se arruine.

La gran utilidad de los dataloggers no se queda en eso, son verdaderamente irresistibles debido a que permiten registrar una gran cantidad de datos a lo largo del tiempo, lo que permite a dependencias de mantenimiento urbano, empresas, e investigadores, contar con detalles específicos del estado de un lugar en especial de modo que, al tener una gran cantidad de datos como marco a analizar, se puedan encontrar patrones en cuanto a sucesos y así resolver problemas o bien recabar información. El ejemplo más notable de ello se encuentra en los registros del clima, de modo que se puede prever a corto y a largo plazo el clima, incluso detectar problemas tan graves como el calentamiento global.

En las empresas igualmente su uso puede tener un sinfín de aplicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.