Ideas para decorar salones rectangulares aprovechando al máximo el espacio

Decorar las estancias en función de la forma que tengan nos ayuda a sacar el máximo partido a los metros cuadrados disponibles. Existen algunas ideas para decorar un salón rectangular. En este lugar es donde se pasa gran parte de nuestro tiempo, bien sea leyendo, viendo la televisión o charlando con la familia. Por eso es importante que sea confortable y acogedor, y nos vamos a ayudar de la decoración y de la distribución de todos los elementos para conseguirlo.

Los muebles

Si el salón es rectangular y no demasiado ancho es necesario elegir bien los muebles que vayas a colocar para no saturar el espacio. No llenar la estancia de muebles, cabe recordar que muchas veces menos es más. En este caso, resultarán muy prácticos los que son multifunción, ya que sirven como sistema de almacenamiento además de para otros usos.

El espacio vertical

Cuando se tiene una habitación pequeña y se quiere sacarle todo el partido posible se debe pensar en vertical. En este caso también, ya que las paredes del salón rectangular pueden aprovecharse par colocar algún mueble, estantería o balda que sirva para guardar cosas, dejar libros a la vista, poner alguna lámpara o aplique para que no sea necesario poner una de pie…

La distribución del espacio

A la hora de distribuirlos en tu salón rectangular coloca todos los que puedas pegados a la pared para dejar libres las zonas de paso y que sea cómodo y sencillo atravesar la estancia sin tener que esquivarlos. Puedes ponerlos todos a un lado y dejar el resto de la estancia lo más libre que se pueda. No pasa nada porque la mesa central quede delante del sofá, habrá muebles que no podrán ir pegados a la pared…

Cómo aliviar la sensación de largura

Si el salón es especialmente rectangular, es decir, demasiado estrecho y largo, parecerá que estamos en una especie de túnel si no lo decoramos bien. Para aliviar esta sensación incómoda y crear un ambiente más confortable es posible romper el efecto utilizando muebles con líneas curvas y formas circulares que equilibren la dureza de las líneas rectas de la forma del salón. Puedes poner una mesa redonda, una mesita de centro también con esta forma, etc.

Televisión colgada

Esta idea resume a la perfección los dos puntos que hemos visto antes, es decir, se aprovechará el espacio vertical y se desaturará el espacio si el salón es largo y estrecho. Colgar la televisión de la pared te evita tener que poner otro mueble enfrente del sofá, por lo que dejarás más espacio libre para poder pasar y circular con comodidad por la estancia.

Cómo colocar el sofá

Lo más apropiado es colocar los muebles contra la pared para dejar libre el resto del espacio. Otra idea consiste en distribuir los asientos en forma de L, colocando un sofá y un sillón si el salón es pequeño, o dos sofás si tienes más espacio, uno pegado a la pared y el otro perpendicular a este.

Diferenciar espacios

Si el salón es rectangular pero bastante largo se podrá diseñar distintas zonas dependiendo del uso que se le de a cada una. Por ejemplo, una de ellas dedicada a la relax con el sofá y al tele, a continuación otra para la lectura con un sillón y una lámpara de pie, y luego la mesa de comedor con las sillas. O en el orden que más guste… Se podrá aplicar los trucos que ya se conocen para que cada espacio esté diferenciado pero perfectamente integrado en el conjunto y entre sí.

El contenido de este comunicado fue publicado primero en la página web de Decorablog 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *