Diferentes tipos de té

diferentes tipos de té

En China podemos encontrar casi todas los tipos de té que se consumen en el mundo. En el gigante asiático siempre lo han considerado una bebida medicinal, con poderes terapéuticos para la salud del cuerpo y de la mente. Lo consumen desde hace milenios y los rituales de preparación del té son ancestrales y dignos de ver.  Fueron ellos, con sus viajes, los que extendieron al resto del mundo la costumbre de añadir hojas del té al agua para darle sabor.

El consumo de los distintos tipos de  en China es tan importante que ha llegado a tener su libro sagrado, el Cha Sing, donde se narra de forma poética las fórmulas y rituales para elaborar el té. Además, supuso el nacimiento de una nueva industria, la cerámica china, que surgió de la voluntad de fabricar utensilio para la elaboración y consumo del té.

Lo cierto es que, hoy en día es la tercera bebida más popular del mundo, después del agua y del café.

La leyenda sobre el origen del té.

Cuenta la leyenda que su “descubridor” fue un emperador chino llamado Shen Nung, que ordenó hervir toda el agua que destinaba la consumo humano. De forma accidental, cayeron unas hojas de té en el recipiente en ebullición que el mismo estaba preparando para su consumo y su aroma le hizo probarlo. El brebaje le sorprendió tan gratamente que nunca más volvió a consumir otro tipo de agua.

La cultura hindú también tiene su propia leyenda, que le atribuye el descubrimiento al monje Bodhidharma, fundador del budismo zen. Dicen que usaba el té como bebida medicinal y reconfortante. India es hoy el segundo productor de té del mundo y, entre sus variedades autóctonas, hay algunas consideradas las más refinadas que existen.

De hecho, se sabe que los europeos entraron en contacto con el té por primera vez en la India, donde su consumo también estaba muy extendido. Y, cuando ya se hizo famoso en varios países del continente, entonces se estableció un tráfico directo de este producto entre China y Europa.

En Holanda, y sobre todo en Reino Unido, es donde más se consume. Es un hábito tradicional que no entiende de clases sociales. Todos hemos oído hablar del té de las 5 (Afternoon Tea) o del té helado, dos tópicos ingleses muy extendidos. A principios del siglo XX se inventó la popular bolsita de té monodosis.

La planta del té.

El té procede de un arbusto que, si crece salvaje, puede superar los 10 metros de altura. Pero, habitualmente se poda para que no supere los 2 metros y sea más fácil recoger sus hojas.

La planta se adapta mejor a climas templados, de zonas tropicales o subtropicales y crece mejor en altitud, ya que se intensifica su sabor.

Actualmente, los principales productores de té en el mundo son, por este orden, China, India, Sri Lanka, Taiwán, Japón, Nepal, Australia, Argentina y Kenia.

La mayoría de los tipos más consumidos de té proceden de la variedad Camelia sinensis.

Tipos de té y cómo se obtienen.

Todos los tipos de té proceden de la misma planta y la variación llega por su momento de recolección y el procesado de sus hojas.

  • Té verde: es el más consumido en Asia. Sus hojas, como explicábamos antes, no han sufrido el proceso de oxidación. Té blanco: son los brotes verdes del arbusto, las hojas más jóvenes que, protegidas del sol, no tienen verdes intensos.
  • Té  negro: altamente oxidado y con tonos oscuros. Es muy popular en Occidente, se consume muy procesado y condimentado. Sus hojas se han fermentado al sol.
  • Té rojo: también llamado Pu-erh, por la zona de China donde produce. La clave que lo distingue de otros tipos de té es su fermentación en barrica de bambú entre 2 y 50 años, con unos precios que pueden superar los miles de euros.
  • Té amarillo: sus hojas se someten a procesos parciales de fermentación.
  • Té azúl: otra variedad que presenta un grado medio de oxidación. También se le llama té Oolong y comparte propiedades de características del té verde y del té negro.

Casi todo este tipo de té viene de China, concretamente de una provincia llamada Fukien. Otros tipos de té: kukicha o té en rama Chong Cha o té gusano Lapsang Souchong, secado sobre pino ardiendo Té Marcha: molido, propio de Japón Té turco, te negro propio de Turquía Té Darjeeling, con denominación de origen de una zona concreta de India

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *