Las operaciones de vigilancia y limpieza continúan desarrollándose en la zona del hundimiento del Oleg Naydenov

Medios marítimos y aéreos continúan realizando tareas de vigilancia y recogida en aguas canarias, tras el hundimiento del Oleg Naydenov.

A lo largo de la jornada de hoy el avión de Salvamento Marítimo, Sasemar 103, rastrea la zona del hundimiento, así como las costas del suroeste de Gran Canaria, sur de Tenerife y suroeste de la Gomera.

El primer vuelo de vigilancia efectuado durante la mañana confirma que los residuos oleosos siguen concentrados en el lugar del hundimiento y no se aprecia contaminación en el resto de áreas.

Por su parte el helicóptero GES del Gobierno de Canarias también está efectuando un rastreo de la costa sur y suroeste de Gran Canaria.

Esta aeronave avistó ayer por la tarde una mancha en la playa del Perchel, pero hoy se ha inspeccionado la zona desde la lancha de L/S Escila de Cruz Roja y el resultado ha sido negativo.

Las condiciones meteorológicas reinantes en la zona son relativamente mejores que ayer – vientos alisios del noreste de 18 nudos y olas de 1,5 metros- pero dificultan las tareas de recogida de fuel.

Por este motivo los buques Luz de Mar y Miguel de Cervantes, que están desde el amanecer en la zona del hundimiento, se encuentran realizando operaciones de dispersión mecánica, a la espera de poder desplegar los tangones para la recogida si las condiciones mejoran.

A las 11:00 horas (hora canaria) se ha lanzado desde la Salvamar Menkalinan una tercera boya oceanográfica. Mediante este sistema se facilitan las labores de predicción del Instituto Español de Oceanografía (IEO).

Otras tres salvamares, la Guardamar Talía y el remolcador Punta Salinas permanecen en alerta listos para ser movilizados de forma inmediata si fuera necesario.

El buque Fugro Saltire se halla en la zona de operaciones realizando labores técnicas de sellado.

Tanto el Gobierno de Canarias como el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente mantienen sus programas de voluntariado y atención a la fauna.

Las labores de vigilancia han sido constantes desde el hundimiento del pesquero y en los últimos días se ha constatado que no ha aparecido ningún nuevo ejemplar afectado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *