El sector de las casas prefabricadas, en auge en España

Se trata de una alternativa originaria de Estados Unidos o Canadá, donde las casas de madera están vistas como algo totalmente normal y habitual en todo su territorio. Poco a poco se fueron expandiendo por el continente europeo, principalmente en Inglaterra o Francia. Y, por fin, parece que nuestro país ha abierto la puerta a esta alternativa.

Puede que sea por culpa del boom del ladrillo que tanto a afectado a España o puede que sea por culpa de la grave crisis que asoló nuestra economía y nuestro sistema bancario. Lo cierto es que el sector de las viviendas prefabricadas ha conseguido un auge impensable hace apenas unos años, convirtiéndose en una interesante alternativa al ladrillo.

Además, no hay que obviar que empresas como Viviendas Primera Clase han aterrizado con grandes soluciones para la construcción de hogares de enorme calidad, perfectos acabados, amplias y con todas las comodidades necesarias.

Las casas de madera han experimentado un aumento en sus ventas de alrededor del 40% durante el último año, lo que habla de la buena salud de este sector. Al menos esos son los datos que se extraen de la web especializada Casas Prefabricadas 24.

Son varios los motivos que ayudan a defender esta alternativa para el hogar. Principalmente el precio de las viviendas, notablemente inferior al que habría que pagar por la construcción de una vivienda nueva. Los materiales utilizados en una casa o un edificio son mucho más costosos que los que habitualmente participan en la construcción de casas prefabricadas.

Pero no es el único rasgo beneficioso de esta opción. Son muchos los clientes que destacan y se muestran encantados por su sostenibilidad ecológica, ya que ofrecen un increíble respeto hacia el medio ambiente sin que ello suponga una pérdida de comodidad o confort en el hogar.

Las viviendas de madera están especialmente diseñadas para acercar un óptimo confort bioclimático y térmico, de manera que no solo el ambiente en su interior será increíblemente agradable, sino que también permitirán reducir y controlar el gasto energético en calefacción y aire acondicionado.

Desde Viviendas Primera Clase ofrecen la última ventaja fundamental para el auge esta opción: la extrema rapidez con la que se instalan. En apenas un mes y medio o dos, la casa ya será habitable.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *