Cada vez es más complicado aparcar en Madrid: car2go es el aliado perfecto para los usuarios de carsharing

  • La media de ocupación de cada vehículo en Madrid es de 1,3 personas[i]: la gran mayoría de los desplazamientos de la capital entrarían en un car2go

Miles de ciudadanos de las principales metrópolis del mundo se enfrentan cada día a la ardua tarea de encontrar un espacio de aparcamiento en la calle. Los ciudadanos de Madrid no son una excepción y, según algunos estudios, invierten hasta una media de 20 minutos[ii] en encontrar un lugar donde aparcar su vehículo en la vía pública. Esta situación, que en determinadas zonas se ve agravada debido a la alta tasa de vehículos privados y la falta de rotación en la zona SER, conlleva también una congestión de vehículos buscando un espacio para poder aparcar.

En Madrid, disponer de un vehículo urbano de pequeñas dimensiones, como pueden ser los 500 smart fortwo eléctricos que componen la flota de car2go, la compañía líder mundial en carsharing flexible, puede suponer en muchas ocasiones una gran ventaja a la hora de desplazarse en coche y aparcar de forma más rápida y sencilla. El propio modo en que los conductores estacionan sus vehículos genera pequeños espacios que sólo pueden ser ocupados por coches de dimensiones más reducidas.

Los usuarios de car2go tienen beneficios frente a otros servicios de carsharing y pueden aparcar en esos espacios donde todos los demás tienen que pasar de largo. De esta forma, los usuarios pueden finalizar el alquiler mucho antes, ahorrando tiempo y dinero”, afirma Orazio Corva, Location Manager de car2go Madrid. “Los smart fortwo han sido diseñados para la movilidad urbana y a los usuarios de car2go les permiten disfrutar de la conducción deportiva que otorgan los vehículos biplaza.”

En los próximos años, las ciudades del mundo necesitarán soluciones como el carsharing flexible. Según el Banco Mundial[iii], en el 2045 la población de las ciudades se multiplicará por 1,5. Las consecuencias de este incremento de la población serán los atascos, la falta de espacio y la contaminación del aire. Un reciente estudio de la Universidad de Berkeley revela que la flotas flexible de carsharing como car2go reduce el número de vehículos y la densidad del tráfico en las ciudades, libera un espacio de aparcamiento considerable y mejora la calidad del aire.

Fuentes:

[i] Plan de Movilidad Urbana

[ii] Estudios de Parking Network, IBM, Cisco

[iii] Estudio del Banco Mundial

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *