Cómo casarse sin desperdiciar comida

En España se tiran al año 7.700.000.000 kilos de comida según datos del Ministerio de Agricultura y Medioambiente. Una media de 167 kilos por habitante al año.

La estimación es que el 14% de este despilfarro anual corresponde a negocios de restauración. Y si hay un servicio en el que siempre sobra comida es sin duda alguna, en las bodas.

Hace algunos años, cuando una pareja se casaba, el convite se solía celebrar en la casa de la familia de alguno de ellos, únicamente con la familia y amigos muy allegados. El sistema de las bodas fue evolucionando y actualmente los novios suelen celebrar un gran banquete nupcial o bien en un salón, una finca o un hotel.

Estos grandes banquetes suelen consisitir, por lo general, en una cantidad de comida muy superior a la que una persona come habitualmente. Copa de bienvenida, bandejas de canapés, montaditos, jamón, queso y un sinfín de bocados de diseño. Posteriormente toca un menú con un entrante, un primer plato, un segundo plato, todo regado con vino y cerveza, para finalizar con un postre, chucherías, copas y en algunos caso, recenas. Esta cantidad de comida es excesiva para una gran parte de los comensales y el desperdecio en cada celebración es enorme.

Desde un punto de vista ecológico, económico y de responsabilidad social, cada vez más parejas optan por ofrecer banquetes donde este desperdicio se vea minimizado en la medida de lo posible.

“Las bodas tipo cocktail con mesas de autoservicio son algo que cada vez se solicita mas. No sólo son más baratas, sino que además el desperdicio es mínimo. Se cocina bajo demanda y lo que sobra se puede utilizar”, comenta Richard, el responsable de cocina de Catering Ángel.

“Ofrecen una gran versatilidad para los novios, se pueden complementar con algún plato más fuerte, pero es muy cómodo para los comensales poder rotar entre puestos donde escogen qué quieren comer, cómo lo quieren y cuánta cantidad, de este modo no se cocina de más y nadie come más de lo que realmente quiere sin sentirse culpable por desperdiciar”, concluye.

En cuanto a los costes comparativos difieren mucho dependiendo del lugar de celebración y del servicio de cátering. En Granada, la media de un menú para un banquete nupcial con copa de bienvenida y tres platos es de 70€ por comensal. En el caso de una boda tipo cocktail el coste es significativamente más barato de media, encontrando ofertas desde los 30€ por comensal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *